Los dañinos mensajes inconscientes que transmitimos a los niños a diario

Estos pensamientos pueden tener consecuencias en la autoestima y confianza de padres e hijos

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Son muchos los mensajes inconscientes que transmitimos a los niños cada día sin ni siquiera darnos cuenta. Y es muy probable que todos estos pensamientos nos fueran transmitidos anteriormente por nuestros padres, también involuntariamente. El problema es que todos estos conceptos pueden ser muy dañinos tanto para los padres como por los pequeños. En primer lugar, porque aparecen velados y, por tanto, es más complicado darse cuenta de ellos. Pero también porque pueden acarrear consecuencias y transformarse en miedos que impedirán a nuestros hijos enfrentarse a la vida con confianza y autoestima alta. Pero, ¿cuáles son estos mensajes?

Mensajes inconscientes que recibimos y transmitimos a los niños

Algunos mensajes inconscientes que transmitimos a los niños

Todos atentos a esta lista de frases. ¿Qué te sugieren?

  • No está bien cometer errores.
  • No está bien tener necesidades.
  • No está bien tener sentimientos de identidad.
  • No está bien ser demasiado práctico ni demasiado feliz.
  • No está bien sentirse a gusto en el mundo.
  • No está bien confiar en uno mismo.
  • No está bien depender de alguien para nada.
  • No está bien ser vulnerable ni confiar en alguien.
  • No está bien hacerse valer.

A menos que nos nuestros padres fueran seres humanos muy desarrollados y conscientes, me temo que nos han transmitido algunos mensajes de forma inconsciente. Y es que la niñez de antes, no es la de ahora, para todos lo que nacimos en los años 70 u 80, el concepto de inteligencia emocional no existía, con lo cual, nuestros padres están perdonados.

Sin embargo, para todos aquellos padres que nacisteis después y que tenéis acceso a las tecnologías y al desarrollo de la era del conocimiento, no darse por aludido en temas como este, es algo más grave. Pero efectivamente, tú decidirás cuándo es el momento de aprender para enseñar a tu hijo. El momento de aprender para no transmitir estos mensajes a los hijos.

Aunque desde el amor y en nombre del mismo, nuestros padres nos hayan dado lo mejor, seguramente hemos recibido alguno de estos mensajes, y como adultos conscientes de ello en la actualidad, tenemos la obligación de cortar esta cadena de mensajes de una generación a otra.

Estos mensajes pueden desembocar en un miedo

Miedos relacionados con la autoestima provocados en los niños

Y para dejar de transmitir estos mensajes inconscientemente, os propongo hacer unas pequeñas reflexiones: ¿Qué mensaje de los descritos anteriormente, te afecta especialmente? ¿Cómo quieres evitar transmitírselo a tu hijo? Porque si tú tienes uno o varios de estos mensajes que han determinado tu personalidad, y tu pareja, tiene otros… ¿qué le estáis transmitiendo a vuestro hijo?

Dedicando parte de tu tiempo a pensar sobre ello conseguirás tomar conciencia de estos mensajes. Y ese es el primer paso para intentar eliminarlos de tu vida (y de la de tus hijos). Esto es muy importante porque estos mensajes pueden ir acompañados de un miedo. Y esto, efectivamente, afectaría en el desarrollo de nuestros hijos, su autoestima y en el reconocimiento de la identidad.

Los miedos más frecuentes pueden ser cualquiera de los siguientes:

  • Miedo a ser malo.
  • Miedo a ser imperfecto.
  • Miedo a no ser digno de amor.
  • Miedo a ser despreciable.
  • Miedo a carecer de importancia.
  • Miedo a no tener identidad.
  • Miedo a carecer de apoyo.
  • Miedo a ser desvalido.
  • Miedo a ser atrapado por el dolor.
  • Miedo a ser dañado por otros.
  • Miedo a ser controlado por otros.
  • Miedo a carecer de valor.

¿Y qué podemos hacer para evitarlo? Para compensar estos miedos, seguramente nos crearemos una necesidad básica. Y para conocer cuál es tu necesidad principal, puedes completar esta frase:

'Si yo tuviera X (por ejemplo, amor, seguridad, paz, tranquilidad, etc.), todo sería fantástico'.

Y de esta necesidad, descubrirás las consecuencias que te han desembocado en el miedo.

Para terminar este artículo me gustaría apelar una vez más a algo que creo que es imprescindible en la educación de los niños: la importancia de cuidarnos a nosotros mismos, los padres, para poder cuidar a nuestros hijos. Si no nos preocupamos de nosotros, no podremos enfrentarnos a la educación y crianza de nuestros hijos de una manera saludable y feliz. Por eso, no podemos pasar por alto la importancia de amarnos para amar...

Pero no solo esta necesidad de cuidados es necesaria, también debemos tener en cuenta la importancia de ser más conscientes como educadores. Y tú, ¿lo eres?

Puedes leer más artículos similares a Los dañinos mensajes inconscientes que transmitimos a los niños a diario, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.