Síndrome de burnout en el padre. Papás quemados y agotados

El agotamiento extremo y la sobrecarga de papá. Síndrome de burnout

Carola Álvarez Arce
Carola Álvarez Arce Psicóloga Infanto-Juvenil

Giulia Pex, fotógrafa e ilustradora italiana, realizó unas intervenciones en fotos donde el protagonista, era su padre. Lo caracterizaba como un superhéroe, porque generalmente los niños ven a sus padres como alguien con súperpoderes, con si llevaran una capa flameando por el viento, atuendo de los superhéroes.

Sin embargo, en la realidad, muchos padres sufren en silencio de un agotamiento físico, emocional o mental que tiene consecuencias en su autoestima, caracterizado por un proceso paulatino, por el cual van perdiendo interés en sus tareas. Es el síndrome de burnout en el padre o del papá quemado. 

Síntomas del síndrome de burnout en el padre

Síndrome del papá quemado

Pueden hasta llegar a profundas depresiones, las cuales influyen en las relaciones con su pareja, hijos y con sus compañeros de trabajo. Esto es conocido como síndrome de burnout (quemado, fundido, agotado); un tipo de estrés laboral que se da en aquellos individuos que trabajan en contacto directo con personas.

Se ha estudiado, que este síndrome se ha trasladado a la crianza, dada la preocupación y el acompañamiento constante que se le hace a un infante. A este fenómeno se le conoce como burnout parental, la misma vivencia del trabajador agotado y desbordado por sus tareas laborales, pero situado en las labores de educación y crianza de los hijos.

Este superhéroe (padre) comienza a verse agotado porque además de las responsabilidades laborares, usualmente hace de sostén emocional de la madre, sumado a las tareas propias de crianza de los hijos. Comienza poco a poco a sumergirse en este estrés emocional, físico y mental y muchas veces en silencio no expresa sobre el cansancio que va lentamente socavando sus capacidades de 'cuidador del que cuida'.

Los principales síntomas de este síndrome se caracterizan: 

- Fatiga o cansancio: Este agotamiento se extiende a un nivel que es mayor del cansancio normal, llevando  a un imposibilitad de disfrutar de actividades familiares o de esparcimiento. Se va perdiendo poco a poco la pasión por acciones que antes le causaban felicidad.

- Síntomas en el cuerpo: las personas que padecen este síndrome podrían comenzar a generar síntomas de enfermedades físicas, como dolores de cabeza, resfriados, tensión muscular, alergias en la piel, etc.

- Irritabilidad constante: Es decir, las personas comienzan a relacionarse de mala forma teniendo menos paciencia, ocasionando muchas veces discusiones al interior de la pareja. Generalmente la persona se percibe a sí misma como separada de su propio cuerpo o mente, es decir actúa desde un 'automático' sin darse el tiempo de poder procesar las actividades del día.

Cómo luchar contra el síndrome del burnout

¿Cómo evitar que los padres entren en este espiral tan negativo para la crianza de los hijos?

1- Fomentar la comunicación asertiva con la pareja. Poder expresar el cansancio y pedir ayuda a su pareja a modo de que ambos puedan cuidarse para cuidar de mejor forma los hijos. Es muy importante para ello generar un tiempo de pareja aunque sea 15 minutos en donde puedan volcar las preocupaciones del día a día

2- Pedir ayuda. Usualmente los hombres tienen mayor dificultad para verbalizar sus emociones, sin embargo es importantísimo activar redes que permitan sentir una contención emocional.

3- Procurarse realizar alguna actividad de auto cuidado aunque sea por un tiempo limitado. El autocuidado es vital para prevenir el agotamiento crónico. Permite poder tomar distancia de las preocupaciones generando, a nivel biológico, que la presión sanguínea disminuya, aumentando los niveles de endorfina en el cerebro, la cual es un calmante natural.

4- Planifica el tiempo. Dado que los padres podrían abrumarse con la multiformidad de quehaceres diarios , es imprescindible lograr una positiva planificación del tiempo. para ello, recomiendo el uso de bullet journal. Es un sistema de organización creado por Ryder Carroll, la cual consiste en utilizar una libreta en blanco que, además de utilizarla como agenda, puedes ir reuniendo distintas listas o actividades que requieren planificación y que a veces las agendas no cuentan con el espacio adecuado para poder introducirlos.

5- Vuelve a reconectar con el sentido de la paternidad. Junto a tu pareja, a veces es positivo volver a preguntarnos sobre cuál es el sentido de los roles que desempeñamos que es lo que te mueve, como decía Nietzsche 'quien tiene un porque es capaz de soportar cualquier como'.

Como ven, hasta los mismos superhéroes tenían dentro de su quehacer una guarida, la cual les permitía darse tiempo con uno, planificar sus maniobras, realizar alguna meditación o reflexionar sobre su rol. Si estos personajes tienen esos espacios, los padres – por obviedad - requieren construir y ejercer estos resguardos. Así podrán continuar evidenciando esta imagen tan importante que proyectan a sus hijos, generando admiración y deseo de vincularse en un gesto de amor parental.

Puedes leer más artículos similares a Síndrome de burnout en el padre. Papás quemados y agotados, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.