Cómo controlar el miedo de los niños ante un examen

10 ideas para ayudar al niño a enfrentarse sin miedo a las pruebas y exámenes escolares

Silvia Álava Sordo

Para muchos niños, los exámenes sólo son una prueba más a lo largo del curso, sin embargo, para otros supone un proceso de estrés y ansiedad que, no sólo les puede paralizar ante el examen o rendir menos, sino que además en ocasiones les afecta de modo físico provocándoles dolores de cabeza o de tripa.

Ansiedad de los niños ante los exámenes

Miedos de los niños ante los exámenes

Aproximadamente, entre un 15% y un 25% de los escolares sufren un alto nivel de ansiedad ante un examen. Sin embargo, si les ayudamos a controlar sus nervios y miedos, pueden superar el curso sin problemas y sin que su salud se resienta. 

La ansiedad ante un examen es un estado del niño en el que consume una alta dosis de energía pudiendo llegar a tener un malestar físico  y un cambio de comportamiento. Esta ansiedad de manifiesta de formas diferentes:

- Los niños suelen pensar que no llegarán al examen o que se quedarán en blanco y no serán capaces de aprobar.

- Pueden tener palpitaciones, sudoración, problemas digestivos, insomnio, vómitos o dolores de cabeza.

- En ocasiones, muestran cambios de comportamiento y se sienten irritados y enfadados sin motivo aparente.

10 ideas para ayudar al niño a enfrentarse sin miedo a un examen

1. Ayúdale a expresar esos pensamientos que le producen ansiedad y explícale que esas ideas no son reales porque él es capaz de superar el examen. Puedes intentar que exprese pensamientos más positivos en voz alta: soy capaz y puedo hacerlo.

2. Enseña al niño técnicas de relajación. Respirar profundamente y expirar el aire de forma relajada varias veces ayuda a relajarse. También puede hinchar los pulmones al máximo y exhalar el aire hasta que no quede nada dentro, como si fuera un globo. El niño tiene que detectar cuándo está más nervioso y poner en práctica este método.

3. Para mejorar el autocontrol del niño evita que realice tics como morderse las uñas o chuparse el pelo ya que estos comportamientos elevan su nivel de activación.

4. Practicad en casa la realización de un examen. Realiza un test o prueba casera sobre la materia que está estudiando el niño para que desde casa la pueda hacer. La práctica y ejecución de un examen ayudará a disminuir sus temores y a enfrentarse al examen con más confianza.

5. Enseña al niño a adquirir hábitos de estudio buenos para ir bien preparado a los exámenes y hacer repasos generales de la información antes del día de la prueba.

6. Cuida la alimentación y la salud del niño para que esté preparado con energía.

7. El día del examen, id con tiempo al colegio y con tranquilidad para evitar miedos de última hora y no es conveniente hablar de la materia.

8. Explica al niño que antes de ponerse a contestar el examen ha de practicar una respiración profunda y pensar en positivo.

9. Durante el examen ha de leer bien todas las preguntas antes de contestar y comenzar por aquella que se sabe mejor, después la siguiente que conoce bien y así sucesivamente. En caso de quedarse en blanco, es preferible dejar la respuesta para más adelante y seguir por otra. Si le da tiempo, ha de revisar al final del examen tanto las contestaciones como la ortografía y redacción.

10. Después del examen, si no ha logrado pasarlo, conviene que lo revise con el profesor para conocer qué errores ha cometido y cómo solucionarlos la próxima vez. Si ha aprobado, siempre felicitarle por el éxito.