Las razones que llevan a un adolescente a ser rebelde

Por qué el adolescente sufre una crisis de rebeldía

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

La adolescencia es una época donde los jóvenes experimentan numerosos cambios físicos y psicológicos. Todos estos cambios influyen en la autoestima de los adolescentes y esto conlleva cambios en sus comportamientos. Así, podremos encontrar adolescentes apáticos, tristes, o rebeldes.

Un adolescente conflictivo y rebelde no surge de la nada. Son muchos los factores que pueden influir en la aparición de la rebeldía en la etapa adolescente. ¿Por que un adolescente es rebelde?

Por qué un adolescente es rebelde

Rebeldía en la adolescencia

- Debido a la educación que se le da al niño desde la primera infancia.

- Los numerosos cambios físicos y emocionales que experimenta en esta etapa pueden provocar que esté agresivo. Además, a esto se le sema la inestabilidad psicológica que atraviesa y que dificulta sus relaciones sociales.

- Se debe tener en cuenta que este periodo el adolescente experimenta todos los cambios que sufre con una gran intensidad. Cualquier situación conflictiva puede provocar una mezcla de emociones que el joven aún no sabe manejar.

- Es una época de búsqueda de su propia identidad. Siente que ya no es pequeño y puede tomar sus propias decisiones. Así, se abre un distanciamiento de la figura de apego principal y un acercamiento hacia su grupo de iguales. Este tipo de comportamiento es una manera de poner a prueba los límites impuestos a lo largo del proceso de formación.

- Es una etapa donde los jóvenes pueden percibir injusticias en el trato dentro del seno familiar o, incluso la ausencia de los padres que no pasan todo el tiempo que quieren con ellos.

La rebeldía adolescente es normal

Nuestros hijos prefieren más tiempo solos o con sus amigos antes que con sus padres. Incluso se muestran contrarios a todo lo que opinan sus progenitores. Además, pasan de las responsabilidades y, por otra parte, actúan sin pensar en las consecuencias de sus actos.

Todas estas conductas indican que el niño se ha convertido en un adolescente rebelde y este comportamiento es completamente normal, donde los adultos deben de actuar con paciencia, autoridad y con mucha mano izquierda. El problema aparece que cuando esta rebeldía se excede de la normalidad y los padres no saben lidiar con ella.

Cómo evitar la rebeldía excesiva en la adolescencia

Los adolescentes no son problemáticos porque sí, que sean rebeldes y desafiantes se debe sobre todo a la educación que han ido recibiendo a lo largo de toda su infancia.

La comunicación y la confianza que den los progenitores a sus hijos durante su educación serán claves para que el niño aprenda las herramientas suficientes para hacer frente a la adolescencia. Para ello aquí os damos algunas pautas:

- Invertir tiempo. Si queremos que en la adolescencia la relación de hijos y padres sea más cooperativa será importante que se invierta tiempo y energía en la educación de los niños desde que son pequeños.

-  Normas y límites adecuados. El joven llega a ser un adolescente rebelde debido a que los límites y las normas que se ponen no son consecuentes cuando no se cumplen y tampoco han sido consensuadas, ni negociadas entre ambas partes. 

- Las responsabilidades. La relación entre padres e hijos debe ser equilibrada. Con esto nos referimos que al joven no se le debe cargar con unas responsabilidades que no son suyas. Esto hará que sufra debido a una presión que no le corresponde. Cada uno en la familia debe aceptar y llevar a cabo su rol.

- Gestionar las emociones. Muchas veces los niños no son capaces de gestionar sus emociones y crecen sufriendo. Los padres han de ayudar y ser el apoyo de los niños para que aprendan a gestionar lo que sienten para, así evitar un comportamiento desafiante en la adolescencia.