4 hábitos diarios que un niño debe adquirir antes de ser adolescente

Algunos aprendizajes que ayudarán a tu hijo o hija cuando llegue a la adolescencia

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

Todos los padres sabemos de la importancia de los hábitos para nuestros hijos. Les ayudan a sentirse seguros, pero también a saber cómo deben actuar en su día a día. Además de desarrollar buenas rutinas de sueño, normas de convivencia y demás, hay algunos hábitos diarios que un niño debe adquirir antes de ser un adolescente, pues estos le ayudarán a tener una convivencia mejor con sus padres y mayor seguridad durante la adolescencia.

A los padres nos suele dar miedo la adolescencia de nuestros hijos

La adolescencia de nuestros hijos

La adolescencia es una etapa de cambios físicos y emocionales. Podríamos decir que esos años son un 'ensayo' para prepararnos para la edad adulta. Además, hay que destacar que esta etapa se caracteriza porque, en general, percibimos menos los riesgos de algunos comportamientos que, unido a los cambios o revolución hormonal, nos lleva a realizar conductas de riesgo.

Estos cambios y esta baja percepción de los riesgos, empuja a los adolescentes a arriesgar, a buscar la novedad, a ser curiosos y probar e intentar hacer algo... En resumen, a ponernos a prueba y conocer los límites de los padres. Sin embargo, algunas conductas pueden tener consecuencias irreversibles y graves que no suelen verse a simple vista por falta de experiencia o conocimiento como sí pueden tenerlo los adultos.

Todo ello junto, hace que la adolescencia sea una etapa temida por los padres. ¿Dejo que mi hijo se equivoque? ¿Le prohíbo?... ¡Qué dilema! Y lo más importante es que no hay una respuesta universal a estas preguntas. La respuesta sería 'depende'; depende de los riesgos, de las consecuencias de no hacerlo o sí, del aprendizaje que pueda sacar de esa situación, etc.

Entonces, ¿qué pueden hacer los padres antes de esta etapa de la adolescencia? La respuesta es más sencilla: PREVENIR. Y para ello, nada como establecer desde la infancia una serie de buenos hábitos que ayuden a nuestros hijos a enfrentarse a la adolescencia con mayor seguridad emocional, empatía y valores.

Hábitos que un niño debe desarrollar antes de ser adolescente

Hábitos antes de ser adolescente

Estos son 4 de los hábitos cotidianos que un niño debe adquirir en el trascurso de la infancia, ya que le ayudarán en la adolescencia.

1. El hábito diario de hablar con sus padres

Los adolescentes suelen reclamar su intimidad y autonomía, por lo que, no suelen contar los problemas que tienen o prefieren no hablar de temas controvertidos en casa. Sin embargo, a todos nos gusta que nos pregunten qué tal el día o que compartan momentos con nosotros aunque no lo hayamos pedido. A menudo, los adolescentes no quieren admitir que siguen necesitando a sus padres y que les gusta estar cerca de nosotros.

Si desde pequeños nos habituamos a tener conversaciones sobre diferentes temas con ellos (dialogar, debatir, explicar...), en la adolescencia va a ser mucho más fácil hablar de cualquier tema. Por ello, es un hábito que debemos desarrollar en casa: la buena comunicación.

2. El buen uso del móvil y la tablet

Otro comportamiento que llega mucho a consulta son las adicciones a las tecnologías (móvil, videojuegos...), tanto en el caso de los niños como los adolescentes. Por ello, es importante enseñarles a nuestros hijos en qué momentos pueden utilizarse y en cuáles no. Por ejemplo, si estamos todos en familia comiendo o preparando la mesa, no podemos estar mirando continuamente el móvil.

A veces, los adultos pedimos a los jóvenes que hagan comportamientos que nosotros mismos no hacemos. Es decir, si tú mismo estás chequeando el smartphone incluso durante una comida o plan familiar, tus hijos aprenderán de tu ejemplo. Por ello, es importante que desarrollemos un buen hábito en los niños sobre el uso de las pantallas.

Además, hay que tener en cuenta que los niños cada vez tienen acceso a los móviles a edades más tempranas. Si un niño desde que tiene 10 años coge el móvil o la tablet cuando llega a casa del colegio antes de ponerse con el estudio y la tarea, ¿cómo vamos a regular a los 15 años que no esté toda la siesta con el móvil o que no pierda tiempo con este antes de ponerse con el estudio? Los hábitos hay que trabajarlos al igual que un deportista entrena para una gran competición; los niños deben 'entrenarse' para enfrentarse a una de las etapas más bonitas y dinámicas de su vida: la adolescencia.

Los hábitos diarios antes de la adolescencia

3. El adolescente debe aprender a mantener la calma y tener autocontrol

Otro de los puntos débiles de la adolescencia es el autocontrol y, como venimos diciendo, la mejor forma de enseñar es dando ejemplo y desarrollando hábitos en los niños.

En ocasiones, nos llegan a consulta pequeños que se rebelan contra las normas impuestas por los padres, que gritan cuando se enfadan, insultan o rompen cosas. Aguantar estos comportamientos de una forma diaria sumado al estrés del trabajo u otros problemas, hace que muchos padres caigan en la permisividad y dejen pasar algunos de estos comportamientos por cansancio y agotamiento o incluso, acaben gritando o dando golpes al igual que ellos para erradicar esas conductas.

En cambio, si no regulamos desde pequeños estos comportamientos y actitudes o terminamos 'contagiándonos' de la ira, difícilmente podrán aprender las conductas más adecuadas. Estos niños podrían seguir manteniendo estas conductas en la adolescencia.

4. Aprender a pedir perdón y buscar soluciones

Otro hábito muy importante que un niño debe desarrollar antes de ser adolescente es el de pedir perdón; y no solo eso, sino también a buscar soluciones cuando cometemos un error. Los adolescentes están predispuestos a equivocarse muchas veces por querer arriesgar o conocer.

No obstante, no siempre saben cómo pedir perdón, cuándo hacerlo o cómo compensar los errores que han cometido. Los padres también se equivocan o cometen errores. Pedir perdón a un hijo o hija no es signo de debilidad ni sumisión; es un ejemplo de humildad enseñando que no siempre tomamos las decisiones acertadas y equivocarse también forma parte de la vida.

Como vemos, todos los hábitos a trabajar van enfocados a prevenir conductas de riesgo en la etapa adolescente y sobre todo, a enseñarlo a través del ejemplo. Los adultos también somos 'presas' de las nuevas tecnologías y de la sociedad en la que vivimos, pero ya hemos pasado por la etapa de la adolescencia y por muchas experiencias.

Podríamos mencionar más hábitos, pero si tuviéramos que destacar algunos, estos serían los más importantes. Hacer un buen trabajo de educación y valores desde la infancia, previene muchas conductas de riesgo en la etapa de la adolescencia.

Puedes leer más artículos similares a 4 hábitos diarios que un niño debe adquirir antes de ser adolescente, en la categoría de Etapas del adolescente en Guiainfantil.com.