Por qué la adolescencia es la etapa más temida por los padres

Claves que te ayudarán a entender la conducta y el comportamiento de tu hijo adolescente

¿Recuerdas cuándo tus hijos comenzaron a caminar? Para aprender tuvieron que caerse, sacudirse y levantarse, ¿verdad? Esta línea de aprendizaje no cambia con el paso de los años. Nuestros hijos se tropezarán para aprender y nuestra labor como padres será dejar que lo experimenten, incluso cuando sepamos que se equivocarán y cuando lleguen a esa etapa que tanto nos asusta. ¿Por qué la adolescencia es la etapa más temida por los padres?

Claves para afrontar la adolescencia de tus hijos

etapa de la adolescencia

Nuestros hijos siguen el curso de los aprendizajes según su edad. La diferencia en la adolescencia es que son más independientes y quieren tomar sus propias decisiones. Por eso, darles el espacio que necesitan es vital para que vivan esta etapa en un entorno en el que se sientan tranquilos y seguros.

Muchos son los padres que se sienten frustrados y perdidos cuando sus hijos entran en la etapa de la adolescencia. A pesar de sentir que lo han intentado todo, se dan cuenta que no saben cómo guiarles. Observan que su hogar es lo más parecido a una batalla campal y en otros casos, la indiferencia y falta de comunicación son el ingrediente principal.

Los adolescentes experimentan una mezcla de emociones y sensaciones donde las herramientas disponibles serán lo aprendido en la infancia y el acompañamiento de sus padres y del entorno. De ahí la importancia que los padres estén emocionalmente preparados para guiarles sin perder los nervios.

- Sé consciente de los cambios que están transitando tus hijos
Ponte en su lugar, ellos siguen descubriéndose pero esta vez lo hacen con autonomía. Comienzan a cuestionarse la vida,  las normas, quiénes son, qué quieren. Experimentan cambios hormonales a nivel físico y psicológico, a esto se le suma el espíritu aventurero típico de la edad en el que los padres ya no tienen un papel relevante. Entenderlo parece obvio, pero muchos son los padres que sumergidos en la queja y el victimismo dejan de ver esta etapa con normalidad.

- Acepta que los cambios en tus hijos quizás no sean fáciles, pero sí necesarios
En el intento de proteger a los hijos, queremos que ellos no repitan las mismas experiencias que nosotros o pretendemos que hagan aquello que nosotros no pudimos hacer. Estas advertencias y pretensiones son las que nos alejan de ellos, ya que lo reciben como rechazo y faltas de amor. ¡Comparte tus vivencias, pero deja que ellos experimenten las suyas!

- Analiza cómo participaste en la creación de las primeras hojas del libro de vida de tus hijos
Las vivencias de la infancia serán la base de todo lo demás. Por ello, si hoy la adolescencia de tus hijos ‘te trae de cabeza’ será necesario analizar estas páginas escritas en la infancia para indagar en la raíz del ‘problema’. La idea es que tanto hijos como padres realicen aprendizajes que modifiquen la parte de las hojas escritas que hoy no te permiten acompañarles con felicidad y armonía. No se trata de buscar culpables sino, de encontrar soluciones amorosas y satisfactorias para ellos y para ti.

- Comunícate con tus hijos con vulnerabilidad
Aleja la culpabilidad de ellos y de ti, ya que no conducirá a soluciones amorosas. Cuando algo te moleste y consideres que debe hacerse diferente, habla con tus hijos desde tu sentir. Por ejemplo, ‘me siento triste y me duele cuando no me escuchas’.

Consejos que pueden ayudarte a calmar la emocionalidad negativa de tus hijos adolescentes

las emociones de un adolescente

Para ayudar a calmar la emocionalidad negativa de tus hijos adolescentes y disminuir la distancia entre padres e hijos que suele generarse en esta etapa, ten en cuenta los siguientes consejos.

- No le compares. Hacerlo afecta la autoestima de tus hijos, además potenciarás su rebeldía y puede que hagan justo lo contrario a lo que quieres.

- Sé cuidadoso a la hora de demostrar amor y halagos a otros. Piensa en el momento adecuado para hacerlo empatizando con tu entorno y con tus hijos. Los adolescentes suelen estar más sensibles y sentirse desvalorados no solo con lo que impacta en ellos directamente, sino también con lo que ocurre a su alrededor.

- No castigues con indiferencia. Puedes pensar que así ellos te valorarán más, sin embargo abres la puerta al orgullo, una de las emociones que más impacta negativamente en la comunicación efectiva.

- Evita correcciones constantes. Haz una lista de todas las cosas que corriges constantemente a tus hijos y selecciona aquellas que son verdaderamente importantes ¡Pon foco en lo esencial!

- Hazle partícipe de decisiones del hogar. Se sentirán valiosos e importantes al ver que tienes en cuenta su punto de vista.

- Encuentra diferentes formas de empatizar. Involucrarte en algunos de sus hobbies, interésate por el nombre de alguna canción que les guste, etc.

Puedes leer más artículos similares a Por qué la adolescencia es la etapa más temida por los padres, en la categoría de Comunicación y socialización en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: