Lo bueno y lo malo de los bebés nacidos en septiembre

Los niños nacidos en septiembre brillan tanto en lo académico como en el deporte

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

¿Sabías que septiembre es el mes con más nacimientos a nivel mundial? Se han hecho multitud de estudios al respecto y las razones son siempre las mismas: si echamos cuentas, el momento de la concepción de esos bebés coincide con la llegada del invierno, las fiestas navideñas... Pero no solo hay más bebés, sino que encima podría haberse demostrado que son los más inteligentes.

Aunque no todo son ventajas... Te contamos todo lo bueno y lo malo de los bebés nacidos en septiembre.

Todo lo bueno y lo malo de los bebés nacidos en septiembre

Lo bueno y lo malo de los bebés nacidos en septiembre

Cada vez hay más evidencia científica sobre cómo la vida de los individuos, la salud, la profesión, la inteligencia y otros aspectos están determinados por el mes en que nacemos. El asunto parece esotérico, pero no lo es. La ciencia viene encontrando evidencia de que el calendario interfiere en la gestación del pequeño y que nacer el 31 de agosto no es lo mismo que hacerlo el 1 de septiembre, aun cuando entre las dos fechas solo haya 24 horas de diferencia.

Esta pequeña variación puede determinar si nuestro hijo acaba siendo un piloto o un físico, o si sufre de asma o esquizofrenia. ¿Quiere conocer qué le espera a tu bebé si ha nacido o está a punto de llegar en este mes de septiembre? Sigue leyendo con nosotros.

Las personas nacidas en septiembre son especiales por muchos motivos. Su inteligencia y la profundidad de sus diálogos los hacen buenos compañeros de café, aunque a veces puedan llegar a ser irritantes. Pero tienen un corazón enorme y la lealtad es importantísima para ellos.

A continuación te ofrecemos algunas pinceladas comunes que se irán dando si tu bebé ha llegado con el arranque del curso.

1. Será realista: no son muy fantasiosos, sino que por el contrario tendrá los pies en la tierra. No tendrá problemas con la toma de decisiones, porque ven las cosas muy claras y sin darle vueltas. Y es que, son personas muy prácticas. Esta forma de ser tiene la ventaja de que los ayuda a afrontar situaciones difíciles sin demasiados problemas. ¿lo malo? Pueden ser muy críticos y les cuesta tomar decisiones guiadas por la intuición.

2. Será amante de la belleza: los nacidos con el arranque del curso adoran la belleza en todas sus formas. Desde objetos hasta personas, valoran lo que es bello y armónico. Por ello suelen ser personas muy sensuales y románticas. A veces, incluso, pueden llegar a pasar por superficiales, pero en realidad es que aprecian especialmente lo que pueden registrar con los sentidos. Esto hace que acaben siendo grandes artistas, si se dedican a ello.

3. Será muy inteligentes: ven las cosas tal como son, no se dejan engañar por fantasías y no tienen problemas para el estudio o para la resolución de problemas lógicos. Sin embargo, esto no es tan bueno cuando se trata de las relaciones interpersonales, ya que pueden ser muy sarcásticos y poco tolerantes con el pensamiento de los demás.

4. Tendrá relaciones sólidas: cuando alguien nacido en septiembre quiere a alguien, se comprometerá con esa persona al máximo. En general, son de relaciones duraderas porque asumen fácilmente el compromiso al ser muy leales y generosos con la gente que quieren.

5. Querrá saberlo todo: tienen un gran olfato para detectar cuando algo no va bien y saber tirar de la soga hasta encontrar la verdad. ¡Más vale no mentirles! No solo se darán cuenta sino que tendrán pruebas y te dejarán completamente en ‘off side’. Y es que su ansia de conocimiento es infinita.

6. A que enfermedades será propenso: los nacidos en septiembre se enfrentarán posiblemente y por tanto tendrán que vigilar los problemas de tiroides, asma y osteoporosis y serán propensos a los vómitos.