Lo bueno y lo malo de los bebés nacidos en junio

Así son los niños y niñas que nacen en el mes de junio

Guiainfantil.com

El momento del año en el que nacemos puede condicionar tanto nuestra personalidad, como nuestras habilidades, defectos o incluso la predisposición a padecer algunas enfermedades o patologías en la edad adulta.

Así lo demuestran varios estudios científicos que sostienen que tanto la fecha en la que se produce nuestro nacimiento así como las condiciones climáticas que puedan darse en ese momento y en los meses siguientes, pueden marcar nuestro futuro. Así son los bebés nacidos en junio.

Cómo influye el mes de nacimiento en la forma de ser de un niño

Bebés nacidos en junio, como son

También la astrología, el estudio de los astros, avala esta teoría de la relación o influencia del nacimiento, identificado con cada signo zodiacal, en el desarrollo de las personas.

Si estás esperando la llegada de tu bebé para el mes de junio a continuación te contamos las consecuencias positivas y negativas que tiene para el desarrollo del bebé nacer en junio.

Lo bueno de los bebés nacidos en junio 

Entre los aspectos positivos que podemos destacar de los bebés que nacen en junio encontramos las siguientes:

Los bebés nacidos en junio serán personas optimistas y positivas debido a que las horas de sol diarias son más numerosas que en otras épocas del año.

Las personas que nacen en junio son más sociables y tienen facilidad para hacer amigos, les encanta el sentido del humor, y a menudo se refugian detrás de una sonrisa. Son además indecisos y les gusta pensar mucho las cosas antes de actuar. 

Según revela un estudio realizado por el Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, las personas nacidas en verano son más propensas a ser personas muy positivas, en ocasiones incluso en exceso.

Un estudio reciente de la Universidad de Cambridge revela que la vitamina D que el bebé recibe durante los meses de vida sería determinante, mejorando, entre otras cosas, la salud del bebé.

Los resultados revelaron que los bebés nacidos en junio, julio y agosto pesaron más al nacer y alcanzaron una estatura mayor durante la edad adulta. 

Los bebés que nacen entre el 21 de mayo y el 21 de junio se rigen por el signo de Géminis. Es un signo de aire que se caracteriza por el signo de la lógica y la razón. Es el signo que está marcado por la dualidad. Las personas Géminis suelen destacar en habilidades de oratoria y comunicación. Son divertidos y joviales. Tienen un humor ingenioso y son inteligentes y entusiastas. 

Los bebés que nacen entre el 21 de junio y el 21 de julio se rigen por el signo de Cáncer. Es un signo de agua. Este horóscopo se caracteriza por la imaginación, la lealtad, la persuasión, la simpatía y la tenacidad. 

Lo malo de los bebés nacidos en junio 

Según revela un estudio realizado por el Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología, las personas nacidas en verano son más propensas a tener altibajos o cambios de humor.

Según la astrología, lo malo de los bebés Géminis es que pueden resultar a menudo charlatanes y mentirosos. Pueden ser en ocasiones egocéntricos y muy superficiales. Otro de los aspectos negativos a destacar de los bebés que nacen bajo el horóscopo de Géminis es su indecisión, les resulta difícil tomar decisiones por su manera de pensar mucho las cosas, en ocasiones demasiado.

Suelen desarrollar demasiadas cosas a la vez y difícilmente las culminan todas ellas. Son muy inquietos y se aburren con rapidez pierden el interés por las cosas demasiado rápido.

Los niños regidos por el signo de Cáncer suelen ser temperamentales, en ocasiones pesimistas, puede llegar a ser manipuladores y se caracterizan por ser personas inseguras.

Cristina González. Colaboradora de Guiainfantil.com