La bolsa misteriosa: un fabuloso juego para mejorar la concentración infantil

Un juego de Montessori para trabajar la atención y concentración de los niños

Estefanía Esteban

Uno de los grandes retos de todos los padres con los hijos más 'atolondrados' y activos es mejorar su concentración. O al menos... conseguir que les presten algo de atención. Y es que es difícil imponer una serie de normas y rutinas cuando el niño es incapaz de atender a las explicaciones o parece 'olvidarlo todo', a pesar de que le repites lo mismo 20 veces.

Lo mejor en estos casos es 'atacar la raíz de los problemas'. ¿Que le cuesta prestar atención... ¡mejoremos su capacidad de atención y concentración! ¿Cómo? ¡¡Mediante los juegos!! Aquí te propongo uno de Montessori: 'La bolsa misteriosa', un juego para mejorar la concentración infantil. 

El fabuloso juego La bolsa misteriosa para mejorar la concentración infantil 

Juego de la bolsa misteriosa para mejorar la concentración infantil

He aquí la gran duda de muchos padres: '¿Me desobedecerá porque quiere o será verdad cuando dice que no lo escuchó?'. Puede que tu hijo tenga razón, que simplemente no atendió a las explicaciones que le diste (sí, a pesar de que repetiste lo mismo 5 veces). Y la razón es que muchos niños se distraen con mucha facilidad, 'desconectan' en un momento dado y hacen oídos sordos, ya que su atención se encuentra en otro punto (o lugar de su cabeza). ¿La solución? ¡Mejorar su atención y concentración! 

Aquí tienes un juego fabuloso para mejorar la concentración infantil: 'La bolsa misteriosa'. Es un juego de Montessori ideal para usar con los más pequeños (pueden jugar niños a partir de 3 años). Sigue estas instrucciones para ponerlo en práctica: 

  1. Necesitas una bolsa pequeña o mediana de tela (de plástico hará ruido y el niño no podrá concentrarse bien). 
  2. Introduce entre 5 y 10 objetos en la bolsa, dependiendo del tamaño. Procura que sean objetos de formas y materiales muy variados: una canica, un peluche pequeño, una caracola, una llave, un silbato...
  3. Una vez que tengas la bolsa preparada, puedes jugar de dos formas: pedir a tu hijo que introduzca la mano y tocando uno de los objetos, lo describa en voz alta e intente adivinar qué es, o bien jugar con tu hijo, haciendo turnos para que él o ella también observe cómo lo haces. 
  4. Para mejorar la concentración y el sentido del tacto, podéis usar un antifaz. A los niños les encantan los juegos que añaden una pizca de 'misterio' (y taparse los ojos ya supone todo un extra de misterio...).

Otras grandes ventajas del juego La bolsa misteriosa para los niños

Este juego es fantástico no solo para mejorar la concentración de los niños. También ofrece a los más pequeños otras ventajas. Por ejemplo:

  • Desarrolla el sentido del tacto. La bolsa debe contener objetos muy diferentes, que ayuden al niño a desarrollar el sentido del tacto: objetos suaves, duros, ásperos.. objetos grandes o pequeños, y de diferentes formas. Puedes añadir objetos que hagan algún sonido al apretarlos. Cambia de objetos y podrás jugar muchísimas veces antes de que tu hijo se canse. 
  • Incentivar la imaginación. ¿Qué objeto estará tocando? Seguramente, más allá de la realidad, el niño podrá imaginar objetos fantásticos y sorprendentes. ¿Por qué no juegas con él a 'inventar' objetos extraños? 
  • Reconocer objetos por la forma. Este juego también beneficia la representación espacial a través del sentido del tacto. Les ayudarás a 'recomponer' objetos solo con imaginarlos mentalmente. 
  • Mejora el vocabulario. Al tiempo que pides a tu hijo que explique qué está tocando, deberá utilizar una serie de adjetivos y sustantivos que le ayudarán a afianzar su vocabulario. Puedes ayudarle ofreciendo sinónimos para que él a su vez pueda enriquecer su vocabulario. Imagina que tu hijo dice... 'es blandito'... Puedes preguntarle: '¿es mullido? ¿Suave? ¿Aterciopelado?' ...
  • Incentiva la curiosidad. Ya sabes que el principal motor del aprendizaje en los niños es la curiosidad. Si consigues estimularle mediante un juego, sentirá mucho más interés por lo que está aprendiendo. Con esto, puedes crear juegos similares. Por ejemplo... ¿Y si en lugar de objetos metes en la bolsa preguntas sencillas que el niño tendrá que responder? Cada pregunta que acierte, será un punto. Puedes crear de esta forma un concurso para que participe toda la familia.
  • Mejora la paciencia. Sí, esa gran virtud tan compleja para los niños. Puedes ayudar a tu hijo a ganar en paciencia con juegos como este. Si participan varios niños, deberá esperar su turno (un gran reto para ellos).