Rissoles o risoles de pollo, maíz y queso. Receta brasileña para niños

Guiainfantil.com

La palabra rissole o risole procede del latín y significa 'rojizo'. Se trata de un entrante o aperitivo salado, que tanto puede ser relleno de carne picada, gambas, pollo o pescado, como de quesos.

Los risoles son muy populares en Brasil, donde suelen rellenarlos con maíz dulce, pollo picado y queso. El secreto de esta receta está en la masa. Cuanto más fina, más delicadeza necesitarás para trabajarla y así conseguir una consistencia agradable al paladar de los niños.

Ingredientes:

  • ½ quilo de harina de trigo
  • 2 cucharadas (sopera) de mantequilla o margarina
  • ½ litro de leche entera
  • 2 tabletas de caldo de pollo
  • 2 huevos
  • ½ quilo de carne de pollo
  • 1 lata de maíz dulce
  • 150 gr. de queso para untar
  • Pan rallado y sal

Consejo: se pueden acompañar los rissoles con una sencilla ensalada verde o de tomate.

Preparación los rissoles o risoles

1- Lo primero, poner la leche a hervir con la mantequilla, el caldo de pollo y la sal.

2- Cuando empiece a hervir, añadir poco a poco la harina, sin dejar de remover, hasta que se note que la masa se despegue de la cacerola, por completo.

3- Disponer la mezcla en una superficie donde permita trabajarla con las manos, hasta que se enfríe.

4- Abrir la masa con la ayuda de un rodillo, hasta conseguir una espesura de 7 mm. Con la ayuda de un cortador, vaso o taza, cortar círculos sobre la masa y reservar.

5- Para el relleno, rehogar en una sartén, con un poco de aceite, el pollo en trozos. Cuando esté hecha la carne, trocearla en pedazos muy pequeños. Añadir el maíz y luego el queso para untar y formar una masa.

6- Sobre el centro del círculo de la masa de los risoles, disponer algo del relleno y doblar el círculo al medio, dando forma de media luna.

7- Apretar bien los bordes de los círculos para evitar que se abran al freírlos.

8- Pasar cada risole por el huevo batido con leche, luego por el pan rallado.

9- Freír los risoles en abundante aceite caliente hasta que se consiga un color dorado. Luego escurrirlos en papel absorbente.

Más recetas de Brasil para niños