Miocarditis en niños: causas, síntomas y tratamiento

Qué es la miocarditis en la infancia

Iván Carabaño Aguado

El otro día, estando de guardia, me encontré con un caso de miocarditis. Los padres del niño con este proceso era la primera vez que oían este cuadro clínico. He pensado que sería conveniente hablar de él en un artículo. De esta enfermedad trata lo que tienes entre manos. En esto consiste la miocarditis en niños.

Qué es la miocarditis en niños

Miocarditis en niños

Como su propio nombre indica, la miocarditis es una entidad caracterizada por la inflamación del miocardio. Te recuerdo que el miocardio es, propiamente dicho, el músculo del corazón.

Causas de la miocarditis en la infancia

La principal es la infecciosa. Hay algunos virus que pueden afectar al miocardio. De entre ellos, destaca el virus Coxsackie B, que pertenece a la familia de los enterovirus (agentes muy célebres, porque pueden causar enfermedades muy frecuentes, como la herpangina o el síndrome mano-pie-boca). Otras causas: enfermedad de Chagas (especialmente frecuente en Latinoamérica, tuberculosis, enfermedades autoinmunes, etc.

Síntomas de la miocarditis en niños

Estos niños suelen tener síntomas inespecíficos, similares a los de cualquier proceso vírico (fiebre, malestar, síntomas respiratorios, hiporexia). Si la afectación del músculo cardíaco progresa, puede aparecer dolor torácico, dificultad para respirar, edema de pies, palpitaciones, etc. Lo habitual es que esta sintomatología vaya instaurándose de manera progresiva.

Diagnóstico de la miocarditis

La sospecha clínica ha de fundamentarse con un electrocardiograma, un estudio bioquímico (podremos ver una elevación de dos proteínas presentes en el músculo cardíaco: creatín-quinasa y troponina) y una prueba de imagen (ecocardiografía/resonancia del corazón: nos servirán para hacernos una idea exacta de la extensión de la inflamación).

Tratamiento para la miocarditis infantil

  • Como en otras infecciones víricas, emplearemos antiinflamatorios.
  • Si existe una insuficiencia cardíaca importante, se empleará diuréticos, antihipertensivos, restricción de líquidos y una dieta baja en sal.
  • Los cuadros más graves requieren ingreso para monitorización en Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos.