Últimos tratamientos para la enuresis infantil

El tratamiento para la enuresis infantil depende de la causa

Juan Carlos Ruiz de la Roja

Tan solo en España hay alrededor de medio millón de niños que tienen un problema de enuresis, pero ¿que es una enuresis? Es el escape de orina que sucede durante el sueño en niños de más de cinco años, debe acontecer un mínimo de 2-4 veces al mes y durante al menos tres meses. Pero, ¿qué tratamiento se aplica ante un caso de enuresis infantil?

Tratamiento para la enuresis infantil

Tratamiento para la enuresis infantil

La Sociedad Europea de Urología Pediátrica y la Sociedad Internacional de Incontinencia Infantil) que sostiene que solo un 20% de los casos de enuresis están diagnosticados. Y, sin embargo, parece lógico ofrecer un tratamiento cuando el niño comienza a sentirse incómodo con sus síntomas aunque antes de los 7 años no es previsible que el tratamiento mejore la tasa de remisión espontánea de la enuresis.

Uno de los problemas asociados a la enuresis es que, por desgracia a estos niños siempre se les suele decir lo mismo: "no te preocupes que con el tiempo parara". Lo cierto es que con frecuencia el niño se sigue orinando y cada vez los pañales que debe utilizar son más grandes y la angustia y frustración es mucho mayor.

Es importante, actuar ante un caso de enuresis infantil según sea la causa de la misma: 

  • En el 90% de los casos la enuresis se hereda de padres a hijos, y en estos casos las causas son tratables pues son causas médicas, puede que el niño tenga una mayor producción de orina nocturna, lo que hace que rebose la vejiga de orina de una forma muy rápida. Para tratarlo utilizamos un medicamento llamado desmopresina que corrige la sobreproducción de orina y ayuda a resolver el problema.
  • En ocasiones la enuresis es porque el niño suele ser estreñido, si corregimos estas situaciones también mejoraremos su enuresis. A veces es que su vejiga es más pequeña de lo normal, para ello también disponemos de distintos tratamientos médicos.
  • No es infrecuente que haya un problema de amígdalas y vegetaciones agrandadas, si corregimos el tema quirúrgicamente también aliviaremos la enuresis.
  • En otras ocasiones se asocia la enuresis en un contexto de una hiperactividad o déficit de atención, con lo cual si queremos quitar el escape de orina nocturno deberemos tratar la hiperactividad.
  • En un 10% el origen es origen es puramente psicológico y esos casos pasan directamente de la consulta del médico al psicólogo.

Cómo podemos comprobar la clave pasa por hacer un correcto diagnóstico para así poder dar el tratamiento más adecuado, y eso pasa por ir siempre al médico. 

Lo que no se puede hacer nunca es decir “ya dejará de orinarse con el tiempo” pues lo que no tiene habitualmente como origen una causa psicológica termina produciendo un trastorno psicológico en el niño.