Enseñar a los niños a reciclar los distintos materiales

¿Cómo enseñar a reciclar a los niños?

Para enseñar a reciclar a los niños reciclar los distintos materiales, debemos primero enseñarles a limpiarlos de otras sustancias y elementos. Cada material exige un tipo de preparación distinta y una manera particular de clasificarlo en los diferentes contenedores.

Sólo hay que seguir unas simples indicaciones, saber dónde están los centros recolectores más cercanos y fomentar iniciativas de grupo para comenzar a contribuir con el reciclaje, y de esta manera poder beneficiarnos de las diferentes ventajas de esta práctica.

Tipos de contenedores para reciclar correctamente

Cómo reciclar los materiales

El proceso de reciclaje comienza con la separación de residuos en el hogar para depositarlos en los contenedores correspondientes. Estos se diferencian por colores en:
- Verde: para envases de vidrio.
- Amarillo: para envases plásticos y latas.
- Azul: para papel y cartón.

Además de estos contenedores, existen otros que están regulados por los ayuntamientos, denominados puntos limpios. En ellos, se depositan residuos peligrosos, por ejemplo: las pilas, aceites, electrodomésticos y escombros.

¿Cómo enseñar a reciclar los distintos materiales a los niños?

Telas. Para reciclar la tela existen una serie de normas básicas:
- La ropa vieja que se va a donar debe estar limpia, cosida y planchada
- Las piezas de tela para hacer trapos, independientemente de su tamaño, deben estar limpias.
- Retira botones, cierres y otros adornos que puedan tener las telas.
- Separar el nailon, poliéster e impermeables de los otros tejidos.

Plásticos. Para poder reciclar el material plástico, se debe clasificar por familias. Pueden ser piezas enteras o rotas y deben estar limpias antes de depositarlas.
- Clasifica los plásticos por familias y límpialos de otros restos. Pueden ser piezas enteras o rotas.
- Verifica el tipo de plástico, antes de llevarlo al contenedor.

Vidrio. Para reciclar bien el vidrio, se debe clasificar por colores y llevarlo al contenedor.
- El vidrio debe estar totalmente limpio.
- Se debe clasificar por colores: verde, ámbar y transparente.
- Elimina otros componentes como roscas, arandelas, etiquetas o tapas.
- Ten en cuenta que algunas botellas son "retornables", es decir, que pueden ser entregadas nuevamente.

Papel y cartón. El papel y el cartón deben embalarse y atarse, y no debe estar húmedo ni arrugado.
- Clasifica el papel de acuerdo a su tipo: periódico, papel de oficina, de computadora, cartulina, cartón, etc.
- No rompas el papel, ni lo arrugues. - Separa a un lado, el papel y al otro, el cartón
- El papel o cartón debe embalarse y amararse.
- No debe estar húmedo ni mojado.
- No debe incluirse papel carbón ni celofán.

Metales. Siempre que sea posible, las latas de aluminio y acero se deben comprimir.
- La clasificación debe hacerse por metal (cobre, aluminio, acero, hierro).
- Los materiales deben contener solo metales, intentando desprender papeles o etiquetas.
- En el caso del aluminio, debería decir: aluminio reciclable. Con el símbolo internacional del reciclaje.
- El aluminio deberá compactarse: para obtener 1 Kg. se necesitan aproximadamente 60 latas.
- Las latas de aluminio y acero deben comprimirse.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com