La tiña: síntomas y formas de contagio

La piel, el cuero cabelludo y las uñas son las zonas afectadas

La tiña es un trastorno común de la piel, que afecta especialmente a los niños, aunque puede presentarse en personas de cualquier edad ya que es muy contagiosa. Este término engloba a diferentes infecciones cutáneas causadas por hongos como el pie de atleta, que afecta al pie y suele transmitirse en zonas húmedas como las piscinas, la tiña inguinal, que aparece en la zona de la ingle, y la tiña corporal, que afecta a los brazos, las piernas, el pecho y el cuero cabelludo.

La tiña en sus diferentes manifestaciones está provocada por varios tipos de hongos similares al moho denominados dermatofitos que viven en el tejido muerto de la piel, el pelo y las uñas. La tiña se presenta cuando un tipo de hongo en particular crece y se multiplica en cualquier parte de la piel, el cuero cabelludo o las uñas.

¿Cómo se transmite la tiña entre los niños?

La tiña produce picor

Esta enfermedad se puede contagiar de persona a persona por contacto directo con la piel o con objetos contaminados como peines, ropa sin lavar y superficies de duchas y piscinas. La tiña también se puede adquirir por contacto con mascotas portadoras del hongo, como los perros y los gatos, aunque éstos últimos son los portadores más comunes. Los hongos que causan la tiña se multiplican con facilidad en áreas cálidas y húmedas. El riesgo de tiña se incrementa con la humedad prolongada de la piel como, por ejemplo, en el caso de sudoración de pies y axilas, y de lesiones menores en la piel, el cuero cabelludo y las uñas.

Síntomas de la tiña

La tiña suele afectar a la piel, pero también al cuero cabelludo y a las uñas.

1. En la piel. Puede aparecer una erupción cutánea pruriginosa y circular con parches rojos, levantados y descamativos. Estos parches pueden evolucionar formando ampollas que, en ocasiones, llegan a supurar. Estos parches a menudo tienen bordes muy definidos y con frecuencia son más rojos alrededor de la parte exterior con un tono normal de piel en el centro, lo que puede dar lugar a una apariencia de anillo. Además, la piel puede tener una apariencia clara u oscura inusual. Concretamente, cuando la tiña afecta al pie recibe el nombre de "pie de atleta". En este casos, los parches salen entre los dedos de los pies y suelen descamarse.

Lesión de tiña en la piel

2. En el cuero cabelludo. Cuando los parches salen en la cabeza aparecen calvas porque en el lugar donde salen los parches se pierde el cabello. Puede empezar con un grano, parecido a una espinilla, para acabar extendiéndose por un área más extensa que produce una pérdida de cabello a mechones. El área puede volverse dolorosa y sensible al tacto.

3. En las uñas. Se decoloran, se vuelven blancas o amarillentas, gruesas e incluso se parten. Puede afectar a una uña o a todas de las manos o de los pies.

Léase la segunda parte del artículo: La tiña: prevención, diagnóstico y tratamiento

Marisol Nuevo.