Los medicamentos durante la lactancia

Lactancia y medicamentos son compatibles

Si estás dando el pecho y te has resfriado puede que estés sufriendo por no saber qué medicamente es recomendable tomar. Tranquila, porque aunque los habituales contrastes de temperatura del verano te hayan jugado una mala pasada, o bien sea por el frío del invierno, aquí encontrarás muchas respuestas a tus dudas. Para empezar, te sorprenderá saber que la mayoría de los fármacos son inocuos para el bebé lactante.

El miedo a los fármacos durante la lactancia

Madre da el pecho

En este artículo vamos a desmontar un mito que existe en torno a la lactancia, porque la mayor parte de los fármacos no causa ningún problema al bebé durante este periodo. Concretamente, la Asociación Española de Pediatría asegura que 'casi todo lo que se suele prescribir es compatible con la lactancia'. De hecho, solo alrededor de media docena de enfermedades maternas contraindican o hacen prácticamente imposible la lactancia. 

Retirar fármacos de forma innecesaria durante la lactancia  tiene unas consecuencias muy negativas en la salud de las madres, que prefieren sufrir dolor a seguir el tratamiento adecuado; o en la de los bebés, que son destetados precipitadamente y sin ninguna necesidad.

El embarazo y la lactancia son etapas muy diferentes

Cuando se está gestando un feto, además de formar parte del cuerpo de la madre, los efectos de un fármaco son completamente imprevisibles porque en los laboratorios se hacen experimentos con animales y, simplemente, no se tiene información. En el embarazo, casi todos los medicamentos pasan a través de la placenta y la concentración del fármaco en la sangre del niño y de la madre es exactamente igual.

Sin embargo, durante la lactancia la cantidad de medicina que recibe el bebé a través de la leche materna es muy pequeña. 

Lo que debes saber sobre el uso de medicamentos en la lactancia

1- Es matemáticamente imposible que un lactante tome más medicamento a través de la leche materna que la propia madre.

2- Si se le puede dar al niño un fármaco sin temor, también se le puede dar a la madre.

3- Un medicamento peligroso puede ser compatible con la lactancia si pasa en una cantidad pequeña a la leche.

4- Si una mujer puede tomar un fármaco durante el embarazo sin peligro, lo puedo tomar también mientras está lactando.

5- Si no se absorbe por vía oral, no puede hacer daño al bebé.

6- Todos los fármacos de efecto tópico se pueden usar durante la lactancia, porque actúan en una parte del cuerpo. En este apartado se incluyen pomadas, gotas para los ojos, inhaladores, bronquiales y  óvulos vaginales.

7- Si una madre lactante tiene un tratamiento crónico, el riesgo para el bebé es cada vez menor. Algunos expertos recomiendan hacer controles a los bebés al mes y a los tres meses de vida, y si son normales puede continuar con el tratamiento tranquilidad.

8- Salvo en casos muy especiales, la hora a la que se toma el medicamento no tiene importancia en relación con la lactancia.

Susana Torres. Colaboradora de Guiainfantil.com y Asesora de lactancia