Alimentación ideal para niños con obesidad

Qué deben comer los niños para dejar de estar obesos

La obesidad infantil es, sin duda, uno de los principales problemas que actualmente está afectando a un gran número de niños, con lo que se hace necesario un tratamiento adecuado para así evitar futuras complicaciones de salud como la diabetes y garantizar un crecimiento correcto.¿Qué deben comer los niños y en qué cantidad para dejar de ser obesos y llegar a su peso ideal? 

En el plan de alimentación para el tratamiento de la obesidad infantil nunca se deben restringir alimentos, ya que los niños se encuentran en plena etapa de crecimiento y una gran restricción de calorías y de proteínas podría detener el crecimiento de los niños. Con un buen control en la alimentación de los niños y unos hábitos saludables conseguiremos que sigan creciendo, pero sin aumentar de peso.  

Qué deben comer los niños con obesidad

Alimentación ideal para niños obesos

Es importante repartir los alimentos en unas 4 o 5 comidas al día y no saltarse ninguna de éstas para evitar llegar a la siguiente con mucha hambre y en situación de ansiedad. Los niños necesitan un aporte continuo de energía y nutrientes para poder realizar sin problemas sus actividades físicas e intelectuales y continuar creciendo. Hay que tener especial cuidado sobre todo con las cantidades de alimentos que ofreceremos a los niños. Es importante que las raciones sean moderadas y no repetiremos de plato.

A parte de seguir las indicaciones recomendadas para una alimentación equilibrada, también hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

- Los lácteos serán desnatados. Aportan los mismos nutrientes que los enteros, pero con una menor cantidad de grasa. 
- Salsas. Muchos alimentos, como la pasta o el arroz, pueden aumentar su aporte calórico dependiendo de las salsas con las que se acompañen. No elaborar salsas muy grasas. 

- Los productos light. Tienen menos calorías que sus equivalentes no light, pero no quiere decir que no engorden. Controlar el consumo de estos alimentos observando las etiquetas nutricionales. 

- Dulces. Evitaremos totalmente el consumo de bollería industrial, caramelos, golosinas… aportan una gran cantidad de calorías vacías y ningún tipo de nutriente.

- Evitaremos los embutidos. Un consumo moderado de jamón, jamón dulce o pavo puede ser correcto. 

- Fritos y rebozados. Las técnicas culinarias que deberemos fomentar son la plancha y la cocción al vapor. Y deberemos cocinar y aliñar sin grandes cantidades de aceite. 

Verónica González, nutricionista

Verónica González Risco
Dietista-Nutricionista
Blog Comer bien es divertido
Colaboradora de GuiaInfantil.com