Qué hacer si yo quiero adoptar pero mi pareja no

Cuando no hay consenso sobre la adopción en la pareja

Ana María LinaresPsicóloga Sanitaria

Llega un momento en la vida en la que te planteas que quieres ser mamá o papá y, tienes que compartir ese deseo con tu pareja. Como ante cualquier decisión importante: formalizar la relación, presentar a las familias, vivir juntos, casarse.

Hay un poco de miedo a proponerlo, a que nos rechacen, a no estar en el mismo punto y a que nuestra historia no vaya hacia adelante porque ninguno de los dos estéis dispuesto a ceder. Esto es también así ante el planteamiento de adoptar.

Cuando un miembro de la pareja desea tener un hijo y otro no

Madre con hijo adoptado

Cuando un miembro de la pareja desea un hijo y el otro no, se produce una de las situaciones más tensas y estresantes posibles en una relación. Es fácil que sientas la necesidad de ser mamá o papá como algo muy instintivo e imprescindible para sentirte completo o realizado como persona en muchos casos. Sin embargo, si uno lo siente así pero el otro no, hay que establecer objetivos y prioridades. ¿Estoy dispuesto  a renunciar a tu deseo de convertirte en padre o madre? ¿Estoy dispuesto a ser padre o madre aunque no quiera? ¿Cómo va a afectar esta decisión a nuestra relación?

En el caso de las adopciones el planteamiento es el mismo pero algo más complejo ya que entran en juego ideas, creencias, mitos...  sobre cómo son esos procesos y sobre cómo afectan a las familias, que generan muchas dudas. 

Preguntas que debes hacerte si deseas ser padre o madre

Si tienes claro que quieres ser padre, tienes que ser sincero contigo y hacerte unas preguntas:

1. ¿Mi pareja quiere también ser madre o padre?

- Sí, quiere ser madre o padre: perfecto, ahora hay que pensar en cómo vais a ser padres

- No, no quiere ser madre o padre: entonces tienes que plantearte si deseas seguir con la relación renunciando a tu maternidad o paternidad, o luchas por esto último a cambio de las consecuencias que pueda tener para la pareja.

2. ¿Queremos adoptar los dos?

- Sí. Pues entonces sólo debéis ir a informaros sobre los trámites que conlleva e iniciar los procesos convencidos.

- No. Aquí las opciones son las mismas que antes: elijo seguir con mi idea pase lo que pase aunque sea sólo o renuncio a favor de la pareja.

Por qué no se puede obligar a la pareja a adoptar

Nunca se puede obligar a una persona que no desea ser padre a serlo, ni a adoptar si no está convencido de ello. Es su derecho a elegir y debe contar con toda la libertad del mundo para ello, y aunque no coincida con tus deseos, debes respetarlo. Esa es una máxima que no admite discusión por varias razones:

1. No es justo para el niño que llega, el que no sea deseado por su papá o por su mamá.

2. Si haces algo en lo que no crees, no te vas a involucrar y es difícil entonces que las cosas tengan éxito.

3. Las cosas que se hacen de forma obligada o por complacer a la pareja suelen pasar factura y volverse en contra en forma de reproche cuando hay dificultades.

4. Ser padre es una decisión fundamental en la vida tras las que no hay vuelta atrás, por lo que uno debe estar plenamente convencido.

Tienes que tener todos estos puntos claros porque ser padre no es tarea fácil y debes saber que las adopciones son procesos más complejos por todas las cosas que vas a desconocer de tu hijo, por ello, estar los dos de acuerdo y convencidos del paso, es fundamental para que la experiencia sea un éxito.