La gripe estacional en los bebés y niños

Cómo distinguir una gripe de un resfriado en los niños

La gripe estacional se caracteriza por una pequeña mutación anual del virus Influenza. La aparición de esta enfermedad se puede prevenir con la administración de una vacuna a los pacientes pertenecientes a los grupos de riesgo (niños, ancianos y adultos con cardiopatías, diabetes, debilidad en su sistema inmunológico... o que padezcan enfermedades crónicas), ya que es habitual que haya una epidemia de gripe cada año.

El virus de la gripe estacional en los niños y bebés

La gripe estacional en los niños

La gripe estacional es una infección viral de la parte superior del aparato respiratorio y este virus se transmite por el aire, a través de la tos o de los estornudos de las personas infectadas, o por contacto directo a través del roce la piel. Por este motivo, es muy importante lavarse frecuentemente las manos y evitar llevarlas a la cara, ya que el roce con las mucosas de la nariz, de los ojos o de la boca acelera el contagio de un niño a otro o de una persona a otra. 

Diferencia entre gripe y resfriado en niños y bebés

Los síntomas de un resfriado son más leves que los de la gripe y éstos aparecen de forma gradual.

Síntomas de la gripe
- Los síntomas aparecen uno o dos días después de la infección.
- La fiebre suele ser alta, superior a 38 ºC
- La tos es seca
- La nariz se tapona y se sienten dificultades para respirar
- Aparecen dolores en diferentes partes del cuerpo sobre todo en la garganta, en la cabeza y musculares.
- Es común la sensación de cansancio.

Síntomas del resfriado
- Los síntomas empiezan a notarse justo después de la infección
- Aparece dolor de garganta con cosquilleo o picor y tos.
- La nariz también se tapona, pero las secreciones son abundantes con goteo, estornudos y ojos llorosos.
- En ocasiones aparece fiebre, no siempre, y se puede notar el cuerpo dolorido 

Tratamiento para los niños con gripe estacional

Los niños que han cogido una gripe se encuentran peor en los primeros días. El paracetamol líquido suele ser el analgésico de elección para aliviar el dolor de garganta, de cabeza y bajar la fiebre. Siempre debe administrarse bajo recomendación médica, según el peso y la edad del niño. 

Si la gripe no se complica con otra enfermedad, no requiere la administración de otros medicamentos, ya que se cura con el tiempo, generalmente al cabo de 7 o 10 días. Los antibióticos sólo deben utilizarse bajo prescripción médica, ya que sirven para atacar a la bacterias y resultan ineficaces contra los virus como el de la gripe.

En la gripe, es importante no administrar ácido acetil salicílico porque puede provocar en los niños una enfermedad grave conocida como el Síndrome de Reye.

Para ayudar al restablecimiento de la salud del niño es importante que guarde reposo en cama, al menos, durante las primeras 48 horas, y mantengas su habitación bien ventilada y lo suficientemente cálida y humidificada para facilitar su respiración

Es recomendable que beba muchos líquidos para aliviar el dolor de garganta y fluidificar las secreciones nasales, asi como que coma alimentos blandos

¿Cuándo llevar al niño al pediatra por la gripe estacional?

- Si mantiene una tos fuerte durante más de 5 días o alguno de los otros síntomas dura más de 10 días. 
- Si es un bebé menor de 2 meses y tiene síntomas de gripe 
- Si el niño tiene menos de 2 años y no come o tiene mucha fiebre
- Si el niño presenta respiración acelerada, tiene más de 39 ºC de fiebre, está amodorrado o caído y no tiene apetito.

Marisol Nuevo.