Las liendres: qué son y de qué están hechas

De qué están hechas y cómo se detectar las liendres en la cabeza del niño

Muchos padres pueden equivocarse cuando piensan que una infestación por piojos jamás va ocurrir en su familia. Es cada vez más frecuente, principalmente en ambientes con temperatura de entre 28 y 32 grados, la aparición de brotes de pediculosis en los niños en edad escolar, tanto en casa como en el colegio. Los piojos pueden ser eliminados con la aplicación de algunos productos, mientras las liendres, es decir, los huevos que son depositados por los piojos en el pelo del niño, son más difíciles de ser suprimidas. Requiere más intervención mecánica por parte de los padres.

De qué están hechas las liendres

Qué son las liendres

Las liendres son los huevos depositados por los piojos en el pelo de los niños, donde permanecen hasta que se eclosionan. Son difíciles de ver y por su color y forma, pueden ser fácilmente confundidas con la caspa. Las liendres se diferencian por su textura gelatinosa, similar a la de un pegamento, que hace con que estén muy adheridas al pelo del niño.

Los huevos vivos, es decir, con embrión, tienen un color gris gelatinoso y se localizan cerca (de 3 a 4 mm) del cuero cabelludo del niño. De hecho, la distancia entre las liendres y el cuero cabelludo puede ser usada como un indicador del tiempo que lleva infestado un niño y de si todavía tiene el embrión o no. Como el cabello suele crecer unos 0,4 mm/día, es casi seguro que los huevos que están situados a más de 1 cm del cuero cabelludo, ya estén vacíos. En este caso, presentarán un color blanco.

El huevo tarda de 8 a 10 días en eclosionarse y dejar salir al piojo joven o ninfa. Su aspecto es de igual al de un piojo adulto pero más pequeño. Las ninfas maduran y se convierten en adultos en aproximadamente 7 días después de la incubación. Un ambiente de calor y de humedad es muy favorable para la incubación de las liendres.

Por qué es difícil eliminar las liendres

Cuando se detecta la presencia de piojos en la cabeza de los niños, lo primero que debe hacer los padres es eliminar los piojos. Tras la eliminación completa de los piojos, el tratamiento sigue con la retirada de las liendres vacías o incubadas. Los expertos, así como los padres, coinciden de que la eliminación de las liendres es la etapa más difícil del tratamiento, ya que los huevos están adheridos y fijados al pelo del niño como si estuvieran fijados con pegamento.

Las liendres son depositadas por los piojos hembra en la base de los cabellos para que se mantengan a la temperatura adecuada a la incubación. Las liendres están pegadas al pelo mediante la saliva depositada por el piojo hembra, una sustancia resistente e insoluble en agua, hasta el momento de la eclosión que, en el caso de los piojos del cabello, ocurre de 8 a 10 días.

Con qué se quitan las liendres

La eliminación total de las liendres solo es posible con la ayuda de un peine de púas muy finas, apretadas y juntas, conocido como lendreras. Aunque las hay de plástico, las de metal son las más recomendadas por los médicos y farmacéuticos. No necesariamente las más caras son las mejores. Lo importante es que atrapen las liendres, así como los piojos muertos, y faciliten a los padres su retirada.

Si quieres saber más sobre piojos hemos preparado una serie de videos de piojos y pediculosis con un experto que te darán mucha información sobre qué son, cómo prevenirlos y cómo tratarlos