Consejos para mantener a los piojos lejos de los niños

Hábitos que debes enseñar e inculcar a tus hijos para que se mantengan alejados de los piojos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Parece una tarea difícil y casi imposible para los padres mantener a los niños lejos de los piojos, especialmente porque los niños están continuamente en contacto con otros niños en el parque, en el colegio, y suelen juntarse para jugar, sacar fotos, etc. Y aunque los padres sean muy cuidadosos con la higiene de los hijos, eso no impide que los piojos puedan habitar en la cabeza de los niños.

5 cuidados para que los piojos estén lejos de tus hijos

mantener a los niños lejos de los piojos

Los piojos no tienen nada que ver con la higiene corporal ni con las condiciones de vida, y aunque son más frecuentes en los niños, también pueden afectar a adultos. Esta información la he encontrado en una web en la que participan pediatras, dermatólogos, farmacéuticos, educadores y padres preocupados por la salud de los niños. Su objetivo es prevenir y tratar los piojos, dejando atrás falsos mitos en torno a ellos.

Los niños suelen contraer piojos principalmente cuando vuelven a la escuela o colegio. La aglomeración de niños en lugares cerrados favorece el contagio. Y aunque los piojos encuentren en la primavera, el ambiente perfecto para reproducirse, pueden ser encontrados también en las demás estaciones del año.

Si quieres que tu hijo esté muy alejado de los piojos, estaría bien que juntos pudierais seguir estos 5 consejos: 

1. Cuanto más recogido o corto esté el pelo de los niños, mejor. El cabello suelto aumenta la posibilidad de que el piojo pase de una cabeza a la otra, cuando los pelos estén en contacto.

2. Por lo menos una vez a la semana, que los padres revisen la cabeza de los hijos. ¿Cómo? pues pasando un peine con puas finas por toda la cabeza, o simplemente dividiendo el pelo en mechones y observando. Es mejor prevenir que curar.

3. Vigila a tus hijos por si ellos empiezan a rascar la cabeza. Además, diles que si notan que su cabeza empieza a picar, que les avisen.

4. Los piojos se contagian fácilmente a través de los peines, los cepillos, los sombreros, gorros, diademas, horquillas, lazos, etc. Así que lo mejor es supervisar estos objetos y explicar a los hijos que jamás compartan ningún artículo suyo, ni use otro que no sea suyo. Que esas cosas no se prestan.

5. También es importante que una vez a la semana se desinfecte y se limpie los peines y cepillos de pelo con agua y jabón o con algodón empapado de vinagre. Las toallas, así como las ropas de cama, fundas y cojines deben estar limpios, así como las ropas de los niños.

6. Especialmente cuando el niño vuelva al colegio, estaría bien que usaras un repelente para ahuyentar a los piojos. Existen productos en las farmacias que pueden utilizar, sino en casa puedes utilizar un poco de aceite de árbol de té en el agua de enjuague del pelo de tu hijo.