Inquieto y distraído. ¿Mi hijo es hiperactivo?

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Mucha gente confunde la hiperactividad infantil con mal comportamiento y nerviosismo excesivos, aunque no todos los niños con Trastorno del Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) manifiesten estos síntomas. A un niño hiperactivo le cuesta, básicamente, mantener la atención y controlar sus movimientos e impulsividad.

Yo soy de la opinión de que cuánto más informados estén los padres y educadores sobre las conductas y trastornos que pueden presentar los niños, mejores resultados se obtendrían de los tratamientos. 

Nunca quieto, siempre distraído

Niño rie jugando

Me imagino que no debe ser nada fácil para una familia convivir con un niño hiperactivo. El niño no lo puede evitar, y los padres no pueden impedir su preocupación.

Por esta razón, pienso que si tanto los padres como los educadores están informados sobre este tipo de conducta, el niño se sentirá apoyado y comprendido, y ellos más aliviados. Existen muchos libros sobre este tema, como el de Paulino Castells, doctor en Medicina y Cirugía, y especialista en Pediatría, Neurología y Psiquiatría, titulado 'Nunca quieto, siempre distraído'. Se trata de un libro con el cual pretende explicar qué es el TDAH, de una manera clara y comprensible. Una herramienta que permitirá identificar los síntomas de la hiperactividad en las distintas etapas de crecimiento del niño, según el comportamiento que tenga.

Además, el libro se propone a contestar a muchas dudas que presentan los padres, como: ¿Mi hijo es hiperactivo? ¿Cómo se trata este trastorno? ¿Mi hijo hiperactivo podrá ser un adulto normal? Son preguntas cuyas respuestas también podrán ser conocidas en a entrevista que el autor del libro concedió a GuiaInfantil.com.