Cinco pasos para controlar el asma infantil

Cuando el niño al respirar presenta pitos o silbidos, sensación de opresión en el pecho, tos seca (sin mocos) persistente y fatiga, es porque tiene asma, una enfermedad bronquial crónica que cada año afecta a más y más niños. El asma impide a muchos niños a que realicen actividades físicas que exijan más esfuerzo.

Cómo controlar el asma de los niños

Niños con asma

Un niño con asma siempre está pendiente de su enfermedad y de la probabilidad de que le venga un ataque. Por eso es muy importante que se controle el asma para que los niños puedan llevar una vida común como cualquier otro niño. 

¿Qué podemos hacer para controlar el asma y permitir que el niño tenga una vida más normal? Lo primero que deben evitar hacer los padres es ponerse nerviosos. El nerviosismo o la falta de control de los padres o de los que se encuentran al lado del niño, contagiará al niño causando una aceleración en su cuadro asmático y más dificultad para respirar.

Para controlar el asma de tu hijo:

1- Sigue con cuidado el tratamiento personalizado por escrito que ha determinado el médico del niño. Respeta los horarios, el régimen de vida, y los medicamentos que están prescritos en el tratamiento.

2- Es muy importante que el niño utilice los medicamentos señalados por el medico, tanto los que alivian los síntomas como los anti inflamatorios. Los inhaladores son una gran herramienta para prevenir y frenar una crisis asmática.

3- Evite a que tu hijo esté expuesto a los factores que pueden desencadenar las crisis de asma. Descubre los alérgenos así como otras circunstancias que puedan provocar una crisis asmática. En muchos casos el asma infantil responde a una alergia.

4- Aprende a identificar y a reconocer los síntomas de la crisis asmática y enséñalas a tu hijo, para que puedan intervenir a tiempo. Anoten las horas del día en que la tos, la dificultad para respirar, los pitos o silbidos en el pecho, suelen empeorar.

5- Conoce lo que deben hacer ante una crisis de asma. Es importante intervenir cuánto antes para evitar que el cuadro se agrave.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com