Lentes de contacto para los niños: ¿Sí o no?

Cada vez son más los niños que utilizan lentillas a diario para ir al colegio o realizar alguna actividad deportiva. Una amiga la puso a su hija de 11 años y parece que están contentos ya que ahora la niña se siente más segura para correr, jugar, sin la preocupación de que un golpe pueda romper las gafas que utilizaba antes. ¿Tu hijo lleva lentes de contacto? ¿Cómo ha sido su adaptación a las lentes?

Problemas en la visión de los niños

Niña en oftalmólogo

Las ventajas del uso de lentillas por los niños son inmensas. Las lentillas protegen mejor el ojo del niño frente a la entrada de partículas, hacen de escudo ante posibles choques o balonazos, facilitan la práctica de un deporte (muy importante para su desarrollo), y dan mucha seguridad al niño para correr, saltar, y moverse. Además, las lentillas están aconsejadas para los casos de cataratas (en la infancia), ambliopías, y también para solucionar miopías con grandes diferencias de visión entre los dos ojos.

Las lentes de contacto deben estar adaptadas a las necesidades y a los problemas visuales de los niños. Suelen estar indicadas para niños de entre 5 y 6 años, cuando ya sean capaces de atarse solos a las zapatillas. A los más pequeños es recomendable que sean los padres quienes les pongan o quiten las lentillas. A la hora de elegir una lentilla para tu hijo, ten en cuenta que las lentillas sean de bajo mantenimiento, fáciles de utilizar, que permitan respirar al ojo, y que el proceso de adaptación sea lo más tranquilo posible.

Mi hija es miope pero pienso que todavía es muy temprano para que ella use lentillas, más que nada porque ella no es aún muy cuidadosa con sus cosas. Aunque dicen que las nuevas lentes de contacto están pensadas para los niños, es decir, que se pueden utilizar a diario y son fáciles de utilizar y que no precisan de ningún tipo de cuidado especial, prefiero esperar a que mi hija madure un poco más en la organización, antes regalarle unas lentillas. Aún así estuve mirando los precios pero es muy difícil establecer una tabla. Varían mucho. Dependen de las dioptrías, del tipo de corrección, del modelo, material, y sin son o no desechables las lentillas.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com