La primera Navidad de tu bebé

Si durante este año ha nacido tu bebé, seguro que esta Navidad será diferente porque vuestro bebé ha venido a aumentar la familia, tu vida ha cobrado un nuevo sentido, y en tu pequeño caen ahora casi todos vuestros buenos deseos y las miradas de amor de toda la familia.

Durante estas fechas tan especiales todo se llena de colorido. Luces y regalos alegran las calles, y la llegada de un bebé hace que esta felicidad sea aún más contagiosa.

La Navidad más especial para toda la familia

Bebé descubre regalo

Ya han llovido años, pero aún recuerdo que en casa ponían mis padres por Navidad la imagen de un niño Jesús de tamaño natural en una cunita de mimbre.

Mi padre, el día de Nochebuena, cogió con dulzura a mi sobrino, o sea a su primer nieto, cuando apenas contaba un mes de vida, y le colocó en la pequeña cunita de paja de la imagen y dijo:

'Este año el niño Jesús ha venido en carne y hueso a nuestra casa' (mi sobrino se llama también Jesús).

Fue un momento muy emotivo para todos y aunque ahora el abuelo ya no está con nosotros, ni la Navidad se celebra en la casa paterna, ni mi sobrino, que ya es un hombre, recuerda nada, nunca podremos olvidar mis hermanos y yo aquella imagen imborrable de Nochebuena.

El hecho de que tu bebé esté por primera vez en vuestros brazos por Navidad, hará que seguramente experimentéis una sensación única, como padres os sentiréis importantes por el hecho de haber acogido a una nueva vida y vuestro hijo os inspirará una nueva Navidad.

En todas las familias echamos de menos a los seres queridos que han fallecido, pero tener un nuevo retoño integrando la unidad familiar, hará que esta falta nos resulte mucho más llevadera. Muchas personas sienten nostalgia o se deprimen por Navidad, pero eso es prácticamente imposible cuando un pequeño 'Jesús' viene a nuestras vidas y las fiestas de Navidad son vistas con los ojos de un niño.

Siempre podemos crear un ambiente especial cuando los niños o un nuevo bebé viene a incorporarse a fiestas, la alegría con que ellos actúan y disfrutan de la familia, de la ilusión de los Reyes Magos, de Papá Noel, es enormemente contagiosa.

Vuestro pequeñín todavía no podrá compartir vuestras comidas, ni los preparativos, ni cantar villancicos, ni tener una amistosa charla, pero aunque vuestro bebé sea muy chiquitito y deba continuar con sus rutinas de sueño y alimentación, seguro que podrá percatarse de la alegría, de la música, del cariño y de las diferentes caras, además de las habituales, que le acompañan en estos días; y quizás dar algún que otro cachiporrazo a la pandereta. Así vuestro pequeño celebrará, como uno más de la familia, su primera Navidad.

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com