La relación ideal entre padres e hijos

Estos días he estado hablando con mi amiga venezolana sobre la educación de nuestros hijos, las dos estamos preocupadas por algunas malas conductas que tienen los niños en algunos momentos. Nos preocupan ciertos comportamientos y nos preguntábamos si tendríamos nosotras la culpa de estas actitudes. Al fin y al cabo, aunque los niños tienen su propia personalidad, actúan impulsados por lo que ven o escuchan. Los niños son esponjas, aprenden de lo que viven.

Cuál es la relación ideal de los padres y los niños

Relación en familia

Queriendo educar lo mejor posible a los niños, los padres nos equivocamos y yo, reconozco equivocarme. Intento hacerlo lo mejor que puedo, pero no siempre lo consigo. No encajo en el modelo de madre permisiva, quizás tiendo más a ser estricta, que no autoritaria. En cualquier caso, mi intención es siempre ser moderada, estar en el punto medio. Esto me llevó a preguntarme sobre la relación ideal entre padres e hijos. ¿Debemos ser los padres amigos de nuestros hijos? ¿Es mejor poner distancia y que nos respeten? ¿Qué modelo educativo es mejor: el permisivo o el autoritario?

Demasiadas preguntas, así que me dirigí a Silvia Álava, psicóloga infantil y colaboradora de GuiaInfantil.com, para conocer su opinión sobre la relación ideal entre padres e hijos, sobre cuál es la mejor manera de educarles. La respuesta fue clara: el estilo de educación de los padres ha de ser equilibrado.

Cuando los padres están equilibrados y tienen claras las normas que hay que seguir y los límites que hay que poner, son capaces de transmitírselos a los niños de una forma positiva y los niños adquieren esas normas y límites.

La psicóloga nos explicó que el estilo de educación permisivo, en el que no hay normas, ni límites y los niños pueden hacer lo que quieran no es adecuado para los niños. Los padres permisivos están educanto a niños que no toleran la frustración porque nadie les ha dicho nunca que no. Son niños que no tienen un modelo de seguridad en sus padres, no pueden confiar en sus progenitores, porque piensan que ellos son más fuertes y tienen más poder dentro del entorno familiar.

Silvia Álava nos explicó que "es muy importante establecer ese modelo de crianza donde haya una pautas claras, unos límites claros, y unas normas muy claras y que los padres sean figuras de confianza y de seguridad. Eso no significa que tenga que ser un estilo autoritario, ni muchísimo menos". Nuestra pedagoga nos lo explicó de forma clara: tan malo es ser excesivamente autoritario, como excesivamente permisivo.