Alimentación y acné en adolescentes

Alimentos que provocan la aparición del acné

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

En los últimos años se han publicado varios estudios en los que se pone de manifiesto la posible relación entre la alimentación durante la adolescencia y los brotes de acné. La mayor parte de estos estudios son observacionales, por lo que los resultados no pueden considerarse completamente concluyentes, pero pueden apuntar en la dirección apropiada.

Aunque la alimentación puede no ser la causa directa de la aparición del acné, la modificación de ciertos hábitos dietéticos puede ayudar a suavizar los brotes

Alimentos relacionados con los brotes de acné en la adolescencia

Alimentación y acné

1- Investigaciones recientes apuntan hacia el azúcar. El cambio brusco en los niveles de azúcar puede ser clave en la aparición de brotes de acné. De hecho, el aumento de azúcar en sangre estimula la secreción de insulina y es ésta la que parece provocar el aumento en células grasas que pueden taponar los poros de la piel e incluso estimular el funcionamiento de las glándulas sebosas.

De este modo, el cambio en el tipo de carbohidratos ingeridos, de los procedentes de cereales refinados por aquellos elaborados a partir de granos enteros, es decir, cereales integrales, acompañados de frutas y verduras variadas, y de carnes magras, puede ayudar a experimentar una mejora en los brotes de acné. Se trata de evitar no solo los cereales refinados, sino también los azúcares sencillos o lo que se conoce como carbohidratos de absorción rápida, ya que estimulan la producción de insulina de manera inmediata y aumentan la glucosa en sangre rápidamente en lugar de liberarla de manera gradual.

En esta misma línea, las dietas con un alto índice glucémico aumentan el riesgo de acné. En particular, una dieta alta en proteínas y de bajo índice glucémico ha tenido resultados de mejora de hasta un 50% en los brotes de acné de adolescentes masculinos.

2- La leche de vaca es otro de los alimentos que parece aumentar la prevalencia y gravedad de los brotes de acné. 

3- El chocolate es uno de los alimentos que siempre ha tenido mala fama y se ha asociado a los brotes de acné en la adolescencia. Aunque no se ha demostrado una relación directa, si se ha observado que el chocolate puede incentivar la inflamación y facilitar las infecciones bacterianas, agravando los brotes, por lo que conviene comprobar si una dieta ausente de chocolate mejora los síntomas.

Alimentos que ayudan a controlar el acné

- El agua es uno de los alimentos que pueden considerarse como aliados a la hora de combatir el acné. El agua permite la eliminación de toxinas, que aunque no se relacionan directamente con el acné, si pueden agravar los brotes.

- Del mismo modo, el pescado y los frutos secos, y en concreto los ácidos grasos omega 3 que contienen, pueden controlar la producción de leucotrienos, unas sustancias que se relacionan directamente con la producción de sebo y con la inflamación. 

Aunque es evidente que los cambios en los hábitos alimenticios no van a conseguir una piel limpia, no se pierde nada por cambiarlos, ya que ninguna de las modificaciones sugeridas distan de lo que puede considerarse una dieta sana y equilibrada.