Fármacos durante el embarazo

Qué medicamentos se pueden tomar durante el embarazo

¿Qué medicamentos puedo tomar sin correr riesgos si estoy embarazada? Es una duda muy frecuente en las mamás embazadas, y no es para menos, ya que determinados fármacos pueden entrañar riesgos graves durante el embarazo. 

Como primera recomendación te sugerimos que consultes con tu ginecólogo en casa de duda. Muchos fármacos atraviesan la placenta pudiendo ser perjudiciales para el feto (especialmente durante el primer trimestre), por ello, durante el embarazo debes evitar cualquier tipo de medicamento que no se te haya prescrito específicamente teniendo en cuenta tu estado.

Qué fármacos son seguros durante el embarazo y cuáles no

Fármacos en el embarazo

La FDA (Food and Drug Administration), la agencia americana encargada del control de fármacos en Estados Unidos, ha diseñado una clasificación que relaciona las medicinas y el riesgo que pueden generar durante el embarazo.

La clasificación se centra en cinco categorías que van desde los fármacos seguros en el embarazo hasta los totalmente contraindicados, y debe aparecer en la prescripción que acompaña al medicamento, ya que cada fármaco es diferente. De hecho, no todos los antibióticos están prohibidos durante el embarazo. 

- Categoría A: Estudios rigurosos han probado su seguridad para el feto durante el primer trimestre y no existe evidencia de riesgo durante el resto del embarazo. (Ejem: Ácido ascórbico, hierro, calcio, potasio... )

- Categoría B: No existen evidencias de riesgo en humanos, estudios en animales no han demostrado efecto adverso sobre el feto, aunque no existen estudios rigurosos realizados sobre mujeres embarazadas. (Ejem: Acetilcisteína, Amoxicilina, Azitromicina, Paracetamol, Ibuprofeno...)

- Categoría C: No está demostrada la inocuidad de este fármaco, por lo que debe evitarse. Sólo deben utilizarse cuando los beneficios justifican los posibles riesgos. (Ejem: Morfina, Dexametasona...)

- Categoría D: Existen investigaciones que evidencian el riesgos para el feto. Solo deben utilizarse en situaciones excepcionales. (Ejem: Metotrexato, Tetraciclinas...) 

- Categoría X: Se ha demostrado (a través de estudios) su efecto nocivo para el feto. Su utilización está contraindicada en el embarazo. (Ejem: Talidomina, Anabolizantes..) 

Otras sustancias perjudiciales durante el embarazo


Además de los fármacos, si estás embarazada, debes tener en cuenta que existen otras sustancias que pueden afectar muy negativamente al desarrollo del feto, como son el tabaco y el alcohol.

- Tabaco: el principal efecto en mujeres embarazadas es el desprendimiento prematuro de la placenta o la rotura prematura de membranas. El tabaco influye también en la reducción del peso del feto. 

- Alcohol: Cuando su consumo es abusivo incrementa en un 50% el riesgo de aborto espontáneo y es la primera causa de malformaciones en el feto. También puede producir síndrome alcohólico fetal y graves consecuencias sobre el recién nacido.

Reiteramos el consejo que te dimos al inicio este artículo, en cuanto tengas conocimiento de tu embarazo, debes consultar con tu ginecólogo cual es el tratamiento farmacológico más adecuado para ti en este momento si es que lo necesitas y, por supuesto, evita la automedicación.

Dr. José Manuel Pintado.

Centro Médico Pintado