Qué hacer cuando los niños se dan un golpe en un diente de leche

Cómo actuar ante un traumatismo en un diente de leche

Cuando los niños empiezan a explorar el mundo que les rodea, se exponen a múltiples caídas que pueden golpear a los dientes de leche, dando lugar a una situación de urgencia en la que los padres a veces se encuentran perdidos sobre qué hacer o dónde acudir.

Por otro lado, también pueden existir muchos golpes que pasan desapercibidos por los padres y cuando acuden finalmente a la consulta es porque observan que el diente de leche de su hijo está cambiando de color o ya tiene infección. Es por ello, que os voy a dar una serie de consejos que os ayudarán a conocer y controlar mejor este tipo de situaciones.

¿Qué debemos hacer cuando los niños se dan un golpe en un diente de leche?

Cómo actuar ante un traumatismo en un diente de leche

Qué hacer cuando los niños se dan un golpe en un diente de leche

Lo primero que hay que hacer, que cuando un niño se golpea un diente de leche, y siempre que no esté asociado a otras complicaciones más graves (pérdidas de conciencia, heridas que requieran sutura…), es contactar con una clínica dental, antes que acudir a un hospital. Pues es el dentista el que mejor le aconsejará cómo debe actuar en función de la gravedad del golpe.

Además en la clínica dental se dispone de todo el material necesario para realizar un buen diagnóstico del diente que ha sufrido el golpe, y en consecuencia, manejar la urgencia de la manera más adecuada e indicar el mejor tratamiento.

Debemos acudir al dentista lo antes posible, pero el tiempo dependerá sobretodo del tipo de traumatismo que haya sufrido el niño y la urgencia que requiera.

- Si es agudo: debemos acudir lo antes posible a la consulta, en caso de que el diente de leche se haya salido por completo de la boca (avulsión) o haya sufrido un desplazamiento que al niño le impida comer o cerrar la boca correctamente.

- Si es sub-agudo: acudir en las primeras 24 horas, en aquellos golpes que el diente de leche haya sufrido una intrusión (desplazamiento hacia dentro), cuando el diente tenga movilidad y sangrado de la encía (subluxación) o en caso de fracturas de corona que hayan expuesto el nervio del diente de leche.

- Si es diferido: más de 24 horas, en caso de fracturas de coronas sin exposición de nervio.

¿Qué debe hacer el dentista en la clínica?

El dentista realizará una exploración clínica completa para determinar cuántos dientes se han visto afectados en el golpe o si existen otras lesiones en tejidos blandos (hematomas, laceraciones, inflamaciones, etc.).

En la mayoría de los casos, se requiere la realización de una radiografía intraoral con el objetivo de establecer un diagnóstico más certero y en consecuencia, determinar el tratamiento más adecuado. También, se puede realizar un registro fotográfico para tener un control sobre los posibles cambios a futuro que pueda sufrir el diente golpeado.

Una vez, determinado el tipo de traumatismo que ha sufrido el diente de leche de su hijo, el dentista le indicará el tratamiento a seguir, advertirá a los padres sobre las complicaciones que pueden aparecer en el diente de leche y las posibles secuelas en el futuro diente permanente; y pautará el protocolo de visitas establecido por la asociación internacional de traumatismos dentales, que en general requerirá un control al mes, a los tres meses y a los 6 meses.

En cada cita se realizará una exploración, una radiografía y una fotografía que ayudará al dentista a evidenciar los cambios que ha sufrido el diente traumatizado tras el golpe.