La fantástica carta del Ratoncito Pérez a tu hijo para que cuide mejor sus dientes

Un niño recibe una original carta del Ratoncito Pérez en donde le anima a cepillar mejor sus dientes

Sam, de ocho años, estaba emocionado. Se le acababa de caer un diente y soñaba con la llegada del Hada de los dientes. Así que buscó el mejor lugar: la almohada. Lo colocó con cuidado bajo su cabeza y a pesar de los nervios, consiguió dormirse. 

A la mañana siguiente se llevó una gran sorpresa: ¡Su diente ya no estaba ahí! Sin embargo, tampoco le habían dejado nada a cambio. Sam tuvo que esperar hasta el día siguiente para recibir la recompensa: una moneda, y una carta firmada por el Hada de los dientes. En muchos otros países esta podría ser una fantástica carta del ratoncito Pérez a tu hijo para que cuide mejor sus dientes, ¿no te parece? Y si no, lee con atención a lo que ponía en ella. 

Una fantástica carta del Ratoncito Pérez a tu hijo para que cuide mejor sus dientes

Carta del Ratoncito Pérez a tu hijo

El padre de este pequeño colgó en las redes sociales la fotografía de la carta que recibió su hijo y se hizo viral. Aunque la carta de Sam, al ser británico, iba firmada por el Hada de los dientes, seguramente los niños de otros países podrían recibir una similar firmada por el mismísimo ratoncito Pérez. Esta es la carta que el pequeño Sam recibió junto a una moneda: 

'Querido Señor Warren (al pequeño Sam),

Esta carta es para informarle de que hemos recibido su diente y que ya ha sido debidamente procesado en nuestro sistema.

Habrá notado que ha habido un retraso en el pago por el diente. Señor Warren, tengo que informarle de que esto se debe a las condiciones en las que nos hemos encontrado el diente. Esperamos que haya una cierta cantidad de desgaste en los dientes, sin embargo en este caso su diente ha tenido que ser enviado al comité para realizar un análisis en profundidad.

Creemos que se debe a la falta de cuidado y atención por su parte. Hemos encontrado grandes cantidades de Fanta y residuos de chocolate y cereales que no han sido debidamente limpiados con la técnica de cepillado. Le recomendamos que revise su técnica de manera urgente.

Señor Warren, en esta ocasión aceptamos el diente, pero necesitamos que nos asegure que las condiciones del siguiente serán significativamente mejores o tendremos que retener el pago.

Saludos 

El Hada de los dientes'.

Imagina la cara que se le quedó a Sam, de 8 años, y a su hermana de cinco, que también leyó la carta, ante la incredulidad de su hermano. Una carta, que tu hijo también puede recibir para incentivarle a cuidar más sus dientes. Y es que el cepillado es una de esas tareas que más cuesta y más pereza les da a los pequeños. Conseguir que se cepillen tres veces al día a menudo es una tarea muy compleja para los padres. Por eso, incentivos como este (o en cierta manera, 'reprimendas' del mismísimo Ratoncito Pérez o del Hada de los dientes), pueden ser más eficaces que todo lo que los padres podamos decir. 

Si no quieres que reciba una carta tan larga, tal vez puedas utilizar etiquetas de certificados de la calidad del diente. Como estos...

Certificado del Ratoncito Pérez

Certificado Hada de los dientes

Puedes utilizarlos para explicar a tu hijo por qué es importante que se ceplle de forma correcta los dientes ( y no solo para recibir un buen regalo del señor Pérez).

Otros 3 métodos para conseguir que los niños se cepillen los dientes

1. El ejemplo de los padres: Existen otras formas de conseguir que los niños se hagan con una rutina para cepillarse los dientes. El ejemplo de los padres, evidentemente, es lo más importante. Acostumbra a cepillarte los dientes a la vez que tu hijo, para controlar el tiempo que permanece con el cepillo en la mano y explícale bien cómo hacerlo. 

2. Visitas al dentista desde pequeño: Aunque no sospeches que pueda existir ninguna caries, haz que tu hijo visite el dentista. Son los que mejor podrán explicar a tu hijo cómo y por qué cepillarse bien los dientes. 

3. La rutina según el método Montessori: existe una forma muy eficaz de conseguir que el niño consiga una rutina a la hora de cepillarse los dientes. El sistema Montessori propone que hagamos mediante pictogramas o dibujos una tabla de rutinas para cepillarse los dientes y que lo coloquemos en un sitio bien visible del cuarto de baño.