Diploma del Ratoncito Pérez para niños que pierden su primer diente

Cómo hacer que la llegada de este personaje tan entrañable sea especial e inolvidable para nuestros hijos

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Para que a los hijos les parezca más motivante cuidarse los dientes desde que son pequeños, papás y mamás no dudamos en contarles que niños y niñas que se lavan bien los dientes reciben elogios de sus papás, la visita de un amigo muy especial llamado el Ratoncito Pérez y un diploma por lo bien que cuidan de su salud bucodental. ¿Quieres ayudar a preparar su llegada? ¿Sabes cómo contar a tus niños lo que hace este pequeño ratón con los dientes que se lleva? ¡Nosotras hemos hablado con él y esto es lo que nos ha contado!

El primer diente que se le cae a un hijo es muy especial

caída del primer diente

Parece que fue ayer cuando a tu niño le salían los primeros dientes y ¡ahora ya se le mueve uno! Si le aparecieron primero los paletos de abajo, estos serán los primeros que se caigan para dejar paso a los definitivos. Y es que, si tu hijo ya tiene más o menos 6 años (ya sabes que cada niño lleva su propio ritmo de crecimiento) su boca se está preparado para empezar a cambiar los dientes temporales por los definitivos.

Preocupados y conscientes de que todos los dientes se cuidan desde que nacen, padres y madres no podemos evitar explicarles a los niños la importancia de lavarse los dientes tres veces al día - después de cada comida- porque ¡son para toda la vida! Si son pequeños, esta responsabilidad será nuestra, pero según vayan creciendo les iremos poco a poco dejando que lo hagan ellos solos hasta que sean completamente autónomos (alrededor de los 8 años de edad).

Les contaremos una y otra vez que si los dientes no se cuidan, no se cepillan bien o comen muchas chuches se picarán y les saldrán caries. Claro está que todo resulta más sencillo, divertido, motivante y menos dramático si les hablamos de nuestro amigo el Ratoncito Pérez. 

El diploma del Ratoncito Pérez para tu hijo. ¡El mejor regalo!

diploma ratoncito perez

Este pequeño y simpático roedor es un amigo muy especial que siempre hace una visita a niños y niñas cuando pierden un diente. ¿Qué hay que hacer? A la hora de irse a dormir pondremos el diente de leche bajo la almohada y, a la mañana siguiente, ¡sorpresa! El ratón nos ha dejado un pequeño detalle.

Los niños se pirran por todo lo que tenga que ver con los juguetes; cuánto más pomposos, grandes y llamativos sean, ¡supuestamente mejor y más contentos se ponen ellos! Claro está que es una alegría pasajera, ¡a los pocos días ni se acuerdan de la muñeca, el coche o lo que sea! 

Por eso, y como se trata de la ilusión y de crear buenos hábitos sea con el Ratoncito Pérez o en cualquier otra importante celebración, lo aconsejable es un pequeño detalle: un juguete que no valga mucho, unas monedas para que las metan en la hucha y, por qué no, un diploma para animarle a que siga mimando sus dientes.

Este diploma podemos acompañarlo de una carta escrita por el mismísimo Ratoncito Pérez en la que le cuente a nuestro retoño lo que va a hacer con el diente que se ha llevado. ¡Verás qué ilusión le hace a tu hijo leer esta misiva a tu lado! ¡Seguro que la conserva para siempre! Puedes incluso pedirle a tu niño que él también le redacte unas palabras a Pérez para preguntarle todo lo que quiera: ‘¿Dónde vive?’ o ‘¿Cuántos dientes tienes ya?’ ¡La curiosidad de los niños no tiene límites!

Y, por supuesto, crea el ambiente perfecto: un cartón a modo de puerta por la que entrará nuestro nuevo amigo, un poco de pimienta por el suelo como si fuera su caca, unas manchitas de pisadas por donde él ha puesto sus patitas… Los niños serán exploradores en busca de pistas y más pistas.

¿Qué supone para los niños la visita del Ratoncito Pérez?

visita del ratoncito pérez

La visita del roedor más famoso en el mundo entero quiere decir para los niños que se hacen mayores. Y es que, por mucha cosa que les dé que se les mueva un diente, una vez que se ha caído no hacen otra cosa que pensar ‘qué mayor soy ya’ o ‘cómo he crecido’. Se trata de un momento especial en el que papá y mamá aprovecharemos para comentar con nuestros retoños ciertos temas:

- Decir a los niños que los dientes se cuidan siempre y en todo momento, por eso hay que tener el cepillo siempre a mano y acudir al dentista para que pueda comprobar que todo está bien. Al Ratón Pérez le encantan los dientes limpios, si recoge uno que está sucio se pone un poco triste: más de un diente ha tenido que lavar el pobre con ahínco porque un pequeño se ha olvidado de cepillarse los dientes.

- Le haremos ver a los peques que este roedor tan simpático y entrañable amigo de todos los niños y niñas del mundo deja un pequeño detalle. No puede venir cargado desde tan lejos con juguetes caros o muy pesados. Él sabe que el diploma o la carta personalizada es lo que más va a gustar a niños y niñas.

No dudes en animar a tu hijo a que te pregunte todo lo que quiera. Para ellos es todo un mundo por descubrir y seguro que más de una duda tienen acerca de, por ejemplo, cuántos dientes tenemos, si se caen todos, si duele...

Puedes leer más artículos similares a Diploma del Ratoncito Pérez para niños que pierden su primer diente, en la categoría de Cuidado dental en Guiainfantil.com.