Las dudas de Izan. Cuento para niños sobre el Ratoncito Pérez

Descubre el gran secreto del Ratoncito Pérez en este cuento corto

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

¿Conoces la historia del Ratoncito Pérez? ¿Y su gran secreto? Descubre con este cuento por qué tenía tantas dudas Izan, un niño al que estaba a punto de caérsele un diente. 

Aquí tienes 'Las dudas de Izan', un cuento infantil sobre el Ratoncito Pérez fantástico para leer a tu hijo. 

Las dudas de Izan. Cuento para niños sobre el Ratoncito Pérez

Las dudas de Izan

Izan era un niño muy curioso. Llevaba un tiempo oyendo hablar del Ratoncito Pérez y ahora que había empezado a movérsele su primer diente muchas dudas le invadían y había cosas que no entendía. Se preguntaba cómo era posible que el Ratoncito Pérez hubiera visitado a sus abuelos, a sus padres y a todo aquel que el conocía y aún siguiera trabajando. No lo entendía.

El abuelo del Izan, que veía al pequeño preocupado, le preguntó:

- ¿Qué te pasa?, quiso saber.

- Me preocupa que el Ratoncito Pérez se olvide de mi. Tiene que llevar sorpresas a muchos niños todos los días y es imposible estar en tantos sitios a la vez. Y, además, debe ser muy, muy, muy viejo.

Era el momento de revelarle a Izan el gran secreto del Ratoncito Pérez. El pequeño, que había oído la palabra secreto y no había nada que le gustara más conocer, se sentó en la rodillas de su abuelo para escuchar muy atento.

Fue así como Izan descubrió que el Ratoncito Pérez pertenecía al mundo de la Magia. Allí los años funcionaban de otra manera. Cada vez que un hada, un elfo, un gnomo o cualquier habitante del ese mundo de ilusión escuchaba la risa de un niño se paraba su envejecimiento, por lo que siempre permanecían jóvenes y juguetones gracias a risa de los más pequeños.

Además, hace mucho tiempo, el mundo de la Magia había abierto la Escuela del Sr. Pérez. Muchos ratoncillos durante años había estudiado y se había preparado bien para ser los ayudantes del gran Pérez en su importante tarea con los niños. Sabían todo sobre almohadas, cómo atravesar la pared para llegar a la cama de los pequeños sin hacer ruido o qué sorpresa era la preferida de cada niño. Estaban bien preparados. Y los que habían sido los mejores estudiantes eran los que se encargaban de dar el aviso de que un diente se movía al Sr. Pérez para que éste visitara por la noche al pequeño.

Izan se quedó tranquilo, ahora ya estaba seguro de que el Ratoncito Pérez sabía que a él se le movía un diente y no dudaba de que pronto vendría a verle.

Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento de Las dudas de Izan

¿Habrá estado atento tu hijo a la lectura de este cuento? Puedes averiguarlo haciéndole estas preguntas de comprensión lectora: 

1. ¿Por qué dudaba Izan del Ratoncito Pérez?

2. ¿Qué secreto le contó el abuelo a Izan?

3. ¿Consiguió tranquilizarse Izan al conocer el gran secreto del Ratoncito Pérez?