El anuncio de Navidad que está haciendo llorar al mundo

Alba Caraballo

Hay un anuncio de Navidad que ha dado la vuelta al mundo en tan sólo una sola semana y sí, es emotivo y lacrimógeno, así que preparemos los pañuelos. 

Se titula "Inglés para principiantes" y cuenta, con algunos toques de humor y mucha ternura, la historia de un anciano. Este anuncio ha sido ya reproducido casi 4 millones de veces y debes verlo hasta el final porque su mensaje te hará reflexionar. 

El anuncio más emotivo de esta Navidad

Anuncio tierno de Navidad

El anuncio muestra a un anciano que encarga un manual para aprender inglés en su casa. Con unos auriculares, un manual, paciencia y mucha ilusión va aprendiendo palabras y frases. Su perseverancia le lleva a llenar su casa de post its con el nombre de cada elemento que encuentra a su alrededor e incluso comienza a ver la televisión en inglés.

Todo el tiempo sigues a este tierno y dulce hombre preguntándote para qué o por quién está aprendiendo inglés y, finalmente lo comprendes (aquí es cuando tienes que sacar el paquete de pañuelos).

Es un hecho, ya ha sido catalogado por miles de internautas como el anuncio más dulce y emotivo de la Navidad.

 

Al final se desvela por qué tanto esfuerzo e ilusión por aprender inglés: el anciano era un abuelo en busca de su familia, del encuentro con su nieta que vive en Londres. Y el mensaje se traduce en la frase final, con la que nos invita a reflexionar: "¿Y tú?, ¿Qué estás buscando esta Navidad?"

El valor de la familia en Navidad

Por encima de todos los valores, hay uno que destaca en Navidad, es el valor de la familia. Ese grupo de personas que unido puede enfrentarse a lo bueno y lo menos bueno. Esas personas que pelean, se divierten, se enfadan, se reconcilian, se apoyan, se comprenden, se dan cariño y, sobre todo, se quieren.

Todos los momentos son buenos para reconocer el valor de la familia y para alimentarlo, sin embargo, parece que en Navidad resurge ya que es el momento en que los que están lejos vuelven a casa y todos nos reunimos en torno a una mesa.

Por unos momentos, durante un breve espacio de tiempo y pese a las pequeñas rencillas que pueden surgir también este momento, todos intentamos ser un poco más felices junto a nuestra familia.