Papilla de mango, pera y fresa

A partir de los 12 meses de edad, los bebés podrán probar esta rica y saludable receta de papilla

Estefanía Esteban

A pesar de que la fresa es una de las frutas preferidas por los niños, no pueden consumirla hasta al menos los doces meses de edad, puesto que puede provocarles alergias.

Cuando cumplan el año, y siempre que lo sugiera su pediatra, puedes prepararle a tu bebé esta papilla de mango, pera y fresa, de una forma muy casera.

Ingredientes:

  • 1 mango
  • 1 pera
  • 3 fresas
  • 1 mandarina
  • Consejos: Puedes añadir una galleta, siempre que sea sin gluten para no provocar alergia. Si usas galletas o cereales normales, consulta antes al pediatra

La fresa contiene altos niveles de vitamina C, que es clave para su crecimiento. Las frutas y verduras empiezan a formar parte de la dieta del bebé a partir de los cinco o seis meses, complementándolo con la lactancia.

Preparación de la papilla de mango, pera y fresa

1. Lavar y pelar la la pera y el mango, quitarle el hueso y trocearlas. Lavar y quitar las hojitas a las fresas, partirlas por la mitad.

2. Poner en un cazo la pera, el mango y las fresas, añadir un poco de agua y dejar que cueza durante unos minutos para que la fruta se vaya ablandando.

3. Triturar la fruta con ayuda de la batidora. Para eliminar grumos y las pepitas de la fresa, pasar la papilla por un colador.

4. Exprimir la mandarina e ir añadiendo el jugo para darle el sabor que se quiera, más o menos dulce. Si la papilla está demasiado líquida, se pueden triturar los gajos y añadir la pulpa, retirando bien las pepitas, o añadir una galleta sin gluten.

Te proponemos más recetas de papillas de frutas