Botiquín para las vacaciones en la montaña con los niños

Qué llevar en el botiquín de primeros auxilios si vamos de viaje a la montaña

Iván Carabaño Aguado

Muchos de vosotros preferís pasar las vacaciones en la montaña con los niños, en vez de desplazaros a una zona costera. La montaña ofrece una serie de ventajas, al menos desde el punto de vista teórico: menos movimiento, posibilidad de hacer rutas de senderismo, disfrutar de la naturaleza, fomentar la cultura de respeto al medio ambiente, etc. Pero la montaña ofrece alguns riesgos para los que debemos estar preparados con los niños.

Si vas a la montaña con los niños prepara el botiquín

Botiquín para la montaña

Desde Guiainfantil.com te queremos dar una serie de consejos a la hora de preparar un botiquín de primeros auxilios, y evitar con ellos sobresaltos de última hora.

- Protector solar. No te olvides del protector solar. En la montaña hace menos calor que en la playa, pero eso no impide que tu hijo se pueda quemar. Así que aplícale la crema, especialmente antes de emprender una buena caminata.

- Tiritas. El senderismo es tan agradable que se tiende a caminar largas distancias, y el roce continuado del calzado sobre los pies puede conllevar la aparición de rozaduras y erosiones. No te olvides de llevar unas cuantas tiritas para sobrellevar estas molestas lesiones. Extrema el cuidado de los pies de tus hijos, especialmente si son diabéticos, pues en ellos la probabilidad de desarrollar sobreinfecciones es mayor.

- Jeringa. Te resultará imprescindible para administrar la dosis exacta, en mililitros, del jarabe que tu hijo necesita.

- Analgésicos/antitérmicos. Nunca deben faltar en tu maleta o mochila el trío de clásicos: ibuprofeno, paracetamol y/o metamizol. No dejes que la fiebre ni el dolor te arruinen unos días de vacaciones en familia.

- Adrenalina. Si tu hijo ha presentado anafilaxia (las más grave de las expresiones clínicas de la alergia), llévate a la montaña al menos una dosis de adrenalina intramuscular.

- Antihistamínico. Si tu hijo es alérgico a algún inhalante o alimento, debes llevar un antihistamínico en la mochila, por si acaso.

- Antiséptico. Te vendrá bien para aplicar sobre posibles heridas. Recuerda que estarás en el campo, al aire libre, y tus hijos se van a caer y a hacer heridas. Tenlo por seguro. Para manejar una herida no complicada, has de lavarla bien con agua y jabón. Si tienes dudas del estado del suelo sobre el que se ha caído, no está de más que después de lavar y secar la herida, apliques sobre ella un buen chorro de povidona yodada.

- Un paquete de gasas. Pesan muy poco, y te pueden resultar de ayuda a la hora de aplicar el antiséptico sobre la herida de tu hijo.

- Repelente de insectos. En zonas de bosque húmedo suele haber una generosa cantidad de insectos. Con un buen repelente, los mantendrás a raya.