Dulces y postres típicos de Carnaval para los niños

Cuáles son los dulces de Carnaval más típicos de los distintos países

Disfraces, carrozas, desfiles, comparsas, murgas, baile, música, alegría y color. LLegan los carnavales y todo el mundo sale a la calle para celebrar la fiesta más alegre de todo el año. Pero Carnaval no sólo es la época más divertida para toda la familia, sino que también es la más dulce.

Tanto niños como mayores podrán enfundarse en un disfraz y celebrar esta alegre fiesta degustando los dulces más típicos de carnavales. La cultura española es rica por su gastronomía. Los platos y los postres acompañan las reuniones, fiestas y celebraciones de carnavales en familia.

Entre disfraces, carrozas y los desfiles, los dulces de carnavales se van haciendo un hueco para endulzar el gusto de toda la familia. Es imposible resistirse al encanto y a la festividad del Carnaval, pero mucho menos a sus sabrosos dulces, toda una tentación para el paladar de los más pequeños.

Postres de Carnaval típicos en España

Dulces de Carnavales para niños

En España, el Carnaval de Cádiz no sólo es característico por la ironía y el sentido del humor que envuelve a las chirigotas gaditanas, sino que también es muy popular por su gastronomía.

Durante esta época, los más pequeños podrán degustar las tradicionales tortas de Carnaval de Olvera, mientras disfrutan con las chirigotas infantiles y el Carnaval de los niños. Están elaboradas a base de ajonjolí, una semilla muy rica en aceite. A los niños les encanta el sabor que aporta el anís, la almendra, la canela y el azúcar.

Se aproximan los carnavales y en Tenerife (Islas Canarias) se enfundan en disfraces y espectaculares trajes para bailar al son de los ritmos tropicales. Las murgas y las comparsas marcan la parte más divertida del Carnaval de Tenerife, mientras que las tortillas de carnaval endulzan la tradicional celebración que tiene lugar durante esta época en la isla.

El Norte de España también celebra el carnaval elaborando artesanales dulces, como las Casadielles, un postre típico de Asturias. Son una especie de empanadillas elaboradas con hojaldre y rellenas de almendra. La leche frita también es muy popular en la repostería española durante esta época. Su sabor a leche y canela es sencillamente irresistible.

En Galicia, los más pequeños podrán saborear las tradicionales filloas y las orejas de Carnaval. Las filloas se pueden tomar dulces o saladas. Son similares a las famosas crepes de Francia. Es uno de los postres preferidos por los más pequeños durante esta época y sobre todo, cuando van acompañadas de chocolate.

No obstante, el dulce de Carnaval que más gusta a los niños son las flores fritas. Su forma en flores la clave de su triunfo entre los más pequeños y su sabor a leche, azúcar y anís, un éxito asegurado entre los paladares de los peques de la casa.

Postres de Carnaval típicos en el mundo

Dulces de Carnaval para niños

En Italia, el Carnaval de Venecia es único por su tradición y la intensidad con la que se disfrutan los diez días que dura la celebración. Una fiesta, en la que la ciudad italiana se ve envuelta en un espectáculo mágico de teatro de títeres, trajes medievales y bellas máscaras.

Los niños son las grandes estrellas de esta fiesta, y los amantes del dulce también. El elemento más característico de este carnaval son las máscaras, sin embargo, la repostería también marca la pauta de esta celebración.

Ir al carnaval de Venecia sin probar los tradicionales Frittelle es un pecado irresistible para el paladar. También se conocen como Castagnole, debido a que su forma se parece a la de una castaña.

Son como los clásicos buñuelos, muy típicos en muchos países durante el Carnaval. Una masa esponjosa y dulce, que admite cualquier relleno y supone todo un manjar para los más golosos.

En Alemania, las bajas temperaturas del Carnaval de Colonia marcan el inicio de la quinta estación del año. Una época festiva en la que el Berliner Pfannkuchen se convierte en el dulce protagonista.

Es como un donut sin agujero, que va relleno de distintas cremas y está espolvoreado con azúcar glass. El preferido de los niños es el relleno de chocolate, aunque también lo hay de crema, fresa y albaricoque, entre otros.

Carnaval es sinónimo de Río de Janeiro. Es el más espectacular del mundo. Los brasileños se echan a la calle recorriendo la ciudad a ritmo de samba hasta llegar al Sambódromo.

Entre desfile y desfile los niños podrán ir abriendo bocado degustando un delicioso Brigadeiro, un dulce típico de Brasil elaborado a base de chocolate, que hará las delicias de los más peques.

En Colombia, los niños se convierten en los verdaderos protagonistas en el Carnaval de Barranquilla. Pueden formar parte de los desfiles, carrozas, elegir al rey y a la reina e incluso, participar en la batalla de flores que acoge cada año la ciudad.

Además de adentrarse en la historia y tradición del carnaval, los niños podrán saborear un delicioso enyucado, un postre tradicional colombiano, elaborado a base de yuca y coco. Y como a nadie le amarga un dulce, una vez elegido el disfraz ya sólo queda disfrutar de los deliciosos dulces de Carnaval entre desfile y desfile.

Tamara M. Maneiro. Redactora de Guiainfantil.com