Alimentos básicos en el desayuno de los niños

Consejos para elaborar un desayuno equilibrado para los niños

Carlota ReviriegoNutricionista

El desayuno, como la propia palabra indica, des-ayuno, es la comida que rompe con el ayuno nocturno. Tras este descanso, los niveles de energía del cuerpo se encuentran en sus más bajos niveles, por lo que es necesario restaurarlos, con una opción sana y equilibrada.

Igualmente importante es mantener un buen nivel de hidratación, por lo que el desayuno ha de reponer también los líquidos necesarios para el organismo. 

Cómo debe ser el desayuno saludable de los niños 

Niña desayunando

Un desayuno saludable no tiene porqué ser el que conocemos de manera tradicional. Adaptarse a la vida ajetreada y al escaso tiempo del que se dispone por la mañana cambia la manera de enfocar el desayuno, y, combinar alimentos, incluso sobras de la noche anterior, puede ser una alternativa interesante para ofrecer a los niños los nutrientes y energía que requieren para afrontar el día. Sin embargo, las prisas, en muchas ocasiones, propician la ingesta de un desayuno inadecuado, como la bollería industrial, cargada de grasas saturadas e hidrogenadas y de colesterol, que, a la larga, pasará factura. 

Alimentos indispensables en el desayuno de los niños

Para los niños, un desayuno saludable ha de contener alimentos que potencien la concentración y la memoria, a la vez que proporcionen energía que se vaya liberando a lo largo de la mañana. Estos alimentos son:

- Cereales integrales que proporcionan carbohidratos de liberación lenta, la principal fuente de energía. En este apartado se puede incluir cereales integrales, como arroz integral, tostadas o panecillos integrales…

- Proteína con bajo contenido en azucares sencillos, que proporciona energía mientras se libera la de los carbohidratos. Leche y productos lácteos, carnes magras, huevos, frutos secos o semillas pueden proporcionar una buena dosis de proteína, además de algunos ácidos grasos muy saludables.

- Fibra para mantener un buen tránsito intestinal. La fibra está incluida en los cereales integrales, además de en frutas y verduras.

- Vitaminas y minerales necesarios para el óptimo funcionamiento de ciertos procesos neuronales, que se pueden encontrar, por ejemplo, en frutas y verduras. Los productos lácteos proporcionan una importante dosis de calcio, imprescindible para los huesos en pleno crecimiento. La vitamina D, presente en pescados, huevos y en algunos embutidos y fiambres, como el salami o el jamón, ayuda a que el calcio de los lácteos se absorba en mayor proporción, así que combinar ambos es una idea fantástica para el desayuno. Muchas leches, así como cereales de desayuno, están fortificados con vitamina D, siendo otra fuente a tener en cuenta.

Sugerencias de alimentos saludables para el desayuno infantil

- Cereales integrales con fruta/frutos secos y yogur.

- Tostadas de pan integral con tomate y aceite de oliva y un vaso de leche o yogur .

- Sándwich de jamón y queso o de tortilla francesa y una pieza de fruta - Batido de frutas con leche o yogur y tostada - Pizza de la noche anterior y una pieza de fruta o zumo natural - Tostadas integrales con queso de untar y una pieza de fruta.

Te hará la vida más fácil el dejar preparado todo lo que puedas la noche anterior, platos y cubiertos, cajas de cereales sobre la mesa… y utilizar frutas que los niños puedan ponerse solos, como fresas o frutos del bosque, plátano o frutos secos. También puedes dejar preparado un batido de frutas en la nevera listo para tomar, o el tomate con aceite de oliva para untar en las tostadas. 

Un buen desayuno ayuda a controlar el peso y a mantener los niveles de colesterol, y es importante dar ejemplo para establecer unos hábitos alimenticios sanos en nuestros hijos.