Lactancia materna: lo mejor para el bebé

La lactancia materna trae consigo beneficios tanto para el bebé como para la mamá

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La leche materna es el mejor alimento que se puede dar a un bebé recién nacido. No sólo contiene todas las propiedades que el bebé necesita durante los primeros meses de vida sino que además le protege frente a enfermedades comunes como diarreas, catarros, otitis o bronquiolitis entre otras. Asimismo, se ha comprobado que las madres que han amamantado a sus hijos tienen menos riesgo de padecer cáncer de mama y osteoporosis.

Cantidad y calidad de la leche materna

Lactancia materna: lo mejor para el bebé

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna como el mejor alimento para el niño durante sus primeros meses de vida. Además, aconsejan continuar, siempre que sea posible, con la leche materna junto con una alimentación complementaria adecuada a la edad del niño hasta que cumpla los 2 años. 

En ocasiones las mamás de niños lactantes tienen miedo de no estar produciendo las suficiente leche para sus bebés o de que no estén tomando la cantidad necesaria. Por este motivo, algunas abandonan la lactancia materna y optan por controlar la cantidad de leche a través de un biberón y leche artificial. 

Sin embargo, siguiendo unos sencillos consejos sabrás que tu hijo se está alimentando bien y la leche materna le reportará muchos beneficios además de crear un vínculo afectivo muy especial entre ambos:

- Para producir leche materna hay que poner al bebé al pecho, si te saltas tomas sistemáticamente para darle biberón, tu pecho producirá menos leche. El mejor estímulo a la producción es la succión del bebé. 

- Deja que vacíe siempre un pecho y después ofrécele el siguiente. Lo normal es que en cada toma vacíe un pecho ya que la leche del final es rica en grasas y le ayudará a ir ganando peso y creciendo

- La duración de las tomas varía según la edad del bebé, los recién nacidos les cuesta más tiempo alimentarse, mientras que en unas semanas bastará entre 10 y 15 minutos para realizar la toma.

Otra de las preguntas que se hacen las mamás es si su leche es de calidad para el bebé. No existe leche materna de mala calidad. Si tu hijo está creciendo y engordando correctamente no has de preocuparte por la cantidad o calidad de la leche. La leche materna es lo mejor para el bebé porque contiene todo lo necesario para el bebé durante los primeros 6 meses de vida.

Cuando está contraindicada la lactancia materna

Son muy raras las causas para que una mamá no pueda dar el pecho a su bebé si así lo desea. Casos como el VIH, la leucemia de células T, cáncer diagnosticado en el embarazo que han de someterse a tratamiento o que consumen drogas no estarían en condiciones de dar el pecho a sus bebés y su leche no sería el mejor alimento para sus hijos.

El resto de las enfermedades, por lo general, tienen algún tratamiento compatible con la lactancia. En cualquier caso, será el pediatra quien establezca la contraindicación.