Métodos para enseñar idiomas a los niños

Cómo y cuándo introducir un segundo idioma en la educación de los niños

Hasta hace un par de décadas, la sociedad no le daba la importancia al bilingüismo que está alcanzando en el siglo XXI, aunque sí que había un gran número de niños que tenían la suerte de serlo. En la gran mayoría de los casos, eran hijos de padres de dos países diferentes, con lo que la mayoría de los estudios que se hicieron sobre los métodos para enseñar idiomas a los niños y el aprendizaje bilingüe estuvieron enfocados a este estilo de familia.

Métodos para potenciar la educación bilingüe de los niños

Métodos para enseñar idiomas

En los últimos años, el bilingüismo ha cobrado mucha fuerza en la educación infantil, y es preciso definirlo claramente. Según la RAE (Real Academia Española), el bilingüismo es el "uso habitual de dos lenguas en una misma región o por una misma persona", pero también es "la capacidad de una persona para hablar dos idiomas sin que le suponga un esfuerzo mental, aunque no lo hable habitualmente".

Entre los métodos para enseñar idiomas a los niños destaca el método OPOL "one person one language". Para poner en práctica este método es necesario que cada uno de los padres hable un idioma distinto y que hable siempre en su idioma prioritario al bebé o al niño. El método OPOL consigue que el cerebro diferencie totalmente que hay dos idiomas y que el niño, incluso cuando esté en la habitación con los dos progenitores, tendrá que usar en cada situación uno, convirtiéndo este cambio para el cerebro del niño en una situación lógica y normal, desarrollando así una serie de diferencias con el cerebro de un niño monolingüe.

Está demostrado que el método OPOL es el más efectivo en el aprendizaje simultaneo de diferentes idiomas. El único inconveniente que encontramos es que para que funcione al 100 por cien los padres tienen que hablar diferentes idiomas de una forma natural, situación que encontramos en muy pocas familias. Siempre podemos apoyarnos en familiares o profesores particulares, aunque nunca será tan eficaz como los padres, que son los que van a pasar más tiempo con el niño y además tienen un vínculo más fuerte con él.

Otro método para enseñar idiomas a los niños, que ha demostrado buenos resultados en la infancia, es el "Preview Review", que consiste en la traducción de cada palabra y cada concepto. Está muy extendido y es el más usado entre niños de 3 a 6 años, que no han tenido contacto con el segundo idioma en los primeros años de vida. Para aplicar este sistema bien, requiere mucho esfuerzo por la educadora, ya que el tipo de frases a usar tienen que ser cortas y muy claras. Según se va avanzando y los niños se familiarizan con el segundo idioma, se debe reducir el primer idioma intentando tender al método OPOL. Los inconvenientes de este sistema son que es más lento que el método OPOL y más laborioso.

Jolly Phonics es un método diseñado para pronunciar correctamente y adaptar el aparato fonador de los niños. Este método para evitar hablar con acento está siendo muy empleado actualmente para completar la educación bilingüe, ya que está centrado en la pronunciación de los fonemas ingleses desde muy temprana edad.

Celia Garabaya, educadora infantil

Celia Garabaya
Técnico Superior en Educación Infantil
Infant massage instructor by IAIM (Educadora en masaje infantil) 
Directora pedagógica en British Bubbles
Colaboradora de GuiaInfantil.com