La apnea del sueño en los niños

Causas y tratamiento de la apnea del sueño en la infancia

La apnea del sueño se produce cuando el niño deja de respirar durante unos segundos mientras duerme. Dependiendo del número de veces que se produzca esa falta de respiración, así se mide la severidad de la apnea.

Se estima que un 4 por ciento de los niños de entre dos y seis años sufren trastornos durante el sueño, uno de ellos es la apnea. De no ser diagnosticado precozmente, la apnea del sueño puede acarrear problemas severos en los niños a largo plazo como problemas cardiovasculares, de crecimiento, de aprendizaje y de conducta.

Causas de la apnea del sueño en los niños

Niño abraza osito

En la mayoría de los casos las vías respiratorias del niño se han estrechado por ejemplo si padece vegetaciones, lo que provoca las alteraciones en la respiración y también que el niño ronque con asiduidad mientras duerme.

También tienen que ver en la aparición de la apnea del sueño del niño anomalías anatómicas como una lengua de gran tamaño, unos músculos débiles en la garganta, el sobrepeso o una desviación del tabique nasal.

Síntomas de la apnea del sueño en los niños

Durante el día el niño que padece apnea del sueño puede presentar los siguientes síntomas:

- Presentar un carácter irritable.

- Sentirse cansado.

- Tener un comportamiento hiperactivo.

- Al niño presenta problemas para concentrarse en el colegio.

Durante la noche los siguientes síntomas pueden hacernos sospechar que nuestro hijo padece apnea del sueño:

- Respiran por la boca y roncan.

- Sueño inquieto.

- Enuresis nocturna.

- Sonambulismo.

Tratamiento de la apnea del sueño en la infancia

Ya que en la mayoría de los casos la apnea del sueño en los niños viene provoca por las vegetaciones, la intervención quirúrgica suele ser el tratamiento más eficaz. Se realiza mediante anestesia general y durante la cirugía se extraen las amígdalas y las vegetaciones. 

También se puede utilizar la cirugía en el caso de que hayan sido problemas físicos los que hayan desencadenado los episodios de apnea del sueño en los niños.

Otro tratamiento efectivo es el de la presión continua de aire por vía nasal con la ayuda de una máscara con la que el niño tiene que dormir. Se denomina CPAP.

En el caso de los niños con sobrepeso se recomienda la pérdida de peso, y también se puede recurrir a esteroides nasales inhalados o a dispositivos dentales para mantener la vía respiratoria abierta.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com