Objetos pequeños son una amenaza a los bebés

No sé si habéis pasado por este apuro alguma vez, pero un día, mientras esperaba que mi hija fuera atendida en la consulta medica, he visto llegar a bebés en plan de urgencias, porque habían tragado una diminuta rueda de coche, un botón, e incluso he visto a uno que se metió una hoja en la nariz y, claro, lloraba desconsoladamente. Es increíble lo que puede hacer la atracción de los bebés por las pequeñas cosas.

Tal vez por eso siempre fui muy rigurosa a la hora de elegir un juguete o una ropa a mi hija. Evitaba los muñecos que tenían ojos de plástico, peluches que tuviesen cola u orejas salientes, ropas con botones, y a todo lo que podría ella meterse en la boca o en la nariz. Al fin y al cabo, cuando los bebés empiezan a gatear, se sienten atraídos por todo lo que encuentra a su paso, y también por todo lo que esté colgado en los juguetes y en las ropas.

Cómo prevenir accidentes en los bebés

Los accidentes que pueden ocurrir con los bebés

Los bebés pueden llevar todo, absolutamente todo, a la boca: botones, monedas, piezas de juguetes, piedras, objetos de colores y algunos alimentos. Y les atrae lo que sea pequeño. Y me preguntarás: ¿Qué se debe hacer? Pues estar atentos a todos los objetos que rodean a los bebés. Hay que considerar que un juguete puede convertirse en un arma muy peligrosa para los pequeños.

Si tu hijo ha metido algún objeto en la nariz, oreja o boca, y no lo puede quitárselo, te darás cuenta de que:

1. Si es en la nariz, notarás que el bebé se siente muy molesto y se muestra muy llorón sin un motivo aparente. No siempre es fácil darse cuenta, ya que el bebé empezará a respirar por la boca. Pero si notas que se forman mocos mezclados con pus, puede que tenga una infección leve provocaba por un objeto. Llévelo al medico. No intentes quitar el objeto que obstruye la nariz. Puede que al intentar sacarlo, se vaya por la garganta o a los bronquios, causando daños más serios.

2. Si es en el inicio de la cavidad oral, con introducir un dedo en la boca del bebé será suficiente para sacarlo. Pero si notas que el bebé se pone morado será porque el objeto ha bajado un poco más y obstruye la vía respiratoria. En este caso, sujete rápidamente al bebé por los pies, ponlo de cabeza y lo sacudas con firmeza, dándole al mismo tiempo golpes en la espalda, entre los hombros. Si no lo consigues, vaya inmediatamente a un centro medico.

Más importante que saber intervenir en caso de un accidente infantil, es prevenirlo con mucha atención y cuidados.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com