La maternidad en Noruega logra un sobresaliente

Dar el pecho a su bebé y a la vez compaginar trabajo con los hijos parecen, en la práctica, tareas muy difíciles de concretar, pero en Noruega eso es posible y gracias a ello este país nórdico ha sido declarado "el mejor país para ser madre" en 2010, según el informe sobre "El estado de las mujeres en el mundo", realizado por la Fundación Save The Children.

Eficiencia y velocidad a la hora de educar y cuidar a los hijos son herramientas imprescindibles para las madres noruegas, que sacan buena nota en casi todos temas relacionados a la maternidad, desde las 56 semanas (1 año y dos meses, aproximadamente) que dura el permiso de maternidad, la esperanza de vida femenina que alcanza los 83 años, la poca diferencia de ingresos entre hombres y mujeres, la baja mortalidad infantil y la elevada tasa de fecundidad, hasta un buen sistema educacional y sanitario para cuidar de los hijos.

La mejor maternidad del mundo

Dar el pecho al bebé es casi una obsesión en Noruega y compaginar trabajo e hijos, un derecho que puede ser contemplado. Desde hace un año las madres pueden contar con una plaza garantizada en guarderias. Hace dos años, el país batió récords de construcción de guarderías. Aparte de eso el país cuenta con unas 2 mil matronas que asisten a solas el 70 por ciento de los partos, y la mamá noruega puede elegir tomarse 46 semanas de baja con el 100 por ciento del sueldo o 56 semanas con el 80 por ciento. El hombre puede disfrutar de otras 10 semanas con el salário íntegro. La incorporación de la mujer al trabajo, el permiso para el padre y la igualdad de género son medidas que hacen posible una maternidad sana en Noruega. La mujer trabajadora cuenta con una semana estándar de 37,5 horas, sus vacaciones son de cinco semanas al año, tienen 20 días de baja sin justificar por enfermedad de los hijos y son las mamás que más tiempo tienen para estar con sus pequeños. Además, las familias reciben unos 120 euros mensuales por cada hijo que tenga, hasta los 18 años. No es para menos que la tasa de natalidad se ha incrementado mucho en los últimos años. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com