La lactancia materna beneficia la inteligencia verbal

La duración de la lactancia materna está asociada al desarrollo del lenguaje receptivo y a la inteligencia verbal y no verbal del bebé, según ha confirmado un estudio publiado por la revista estadounidense especializada 'JAMA Pediatrics'.

Los investigadores del Hospital de Niños de Boston han estudiado la relación entre la duración de la lactancia y el desarrollo cognitivo del niño entre los 3 y los 7 años de edad. Además, se midió también la influencia en este factor cognitivo del consumo de pescado de la madre del lactante. 

Mayor puntuación en los test de inteligencia a niños

Bebé lactante

El artículo confirma que dar el pecho de forma más prolongada tiene un efecto positivo en los test de inteligencia realizados a los niños a los 3 y a los 7 años. 

'Una mayor duración de la lactancia materna se asoció con una mayor puntuación a la edad de 3 años en el 'Peabody Picture Vocabulary Test' y con mayor inteligencia en la 'Prueba de Inteligencia Breve Kaufman' a la edad de 7 años', de acuerdo con los resultados del estudio publicado por Europa Press. 

Por otro lado, los científicos descartan que exista relación entre la duración de la lactancia y la ampliación de los rangos de memoria y de puntuaciones de aprendizaje. En resumen, la duración de esta etapa influye en el lenguaje y la inteligencia verbal y no verbal de los niños, sin que quede clara su grado de interacción en el desarrollo cognitivo.

'Nuestros resultados apoyan una relación causal de la lactancia materna en la infancia con el lenguaje receptivo a los 3 años y con el cociente de inteligencia verbal y no verbal en la edad escolar. Estos hallazgos respaldan las recomendaciones nacionales e internacionales para promover la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y la continuación de la lactancia materna por lo menos hasta un año de edad', afirman los investigadores.

Importancia del consumo de pescado en la lactancia materna

Respecto a la dieta de pescado de la madre durante la lactancia, los autores relacionan este tipo de alimento y su cantidad con la vista de los pequeños, aunque este resultado no fue estadísticamente significativo.

Así, los efectos beneficiosos de la lactancia materna sobre la evaluación de las habilidades motoras visuales a la edad de 3 años parecieron mayores para las mujeres que consumían dos o más porciones de pescado por semana, en comparación con ingestas menores de dos porciones semanales.

Patricia García. GuiaInfantil.com