Todas tus dudas sobre el frenillo lingual corto en bebés y niños

Descubre en qué casos los especialistas recomiendan operar al pequeño

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Te encanta disfrutar de la sonrisa de tu hijo, pero hay veces que notas algo raro, sobre todo en el momento de ponerle al pecho. Quizás tu pequeño tenga anquiloglosia o frenillo lingual corto, algo que le impide mover la lengua correctamente. Afecta alrededor de un 2-5% de los recién nacidos, se ha estimado que es más frecuente en niños que en niñas y que, aunque no es hereditario, sí es más habitual en niños con miembros de la familia que lo han padecido. ¿Quieres más información? ¡Resolvemos todas tus dudas sobre el frenillo lingual corto en bebés y niños! 

Qué es el frenillo lingual 

el frenillo lingual en bebés y niños

En el siguiente post de GuiaInfantil.com procuraremos resolver las diez preguntas más habituales acerca del frenillo lingual o también conocido más coloquialmente como el frenillo de la lengua.

1. ¿Por qué es importante el frenillo?
El frenillo situado debajo de la lengua es muy importante en todos sus movimientos (subir, bajar, adelantar, posteriorizar, lateralizar, y al crecer y hacerse mayores incluso vibrar o rotar) para realizar funciones complejas y diarias, tales como el habla y la deglución.

2. ¿Quién y cuándo se debe supervisar el frenillo?
Al nacimiento, en el mismo hospital, en caso de dificultad de agarre o dolor al pecho materno, los médicos e enfermeras suelen detectar que el frenillo de la lengua puede ser demasiado corto y poco funcional. En caso de no ser detectado en aquel mismo momento, durante visitas posteriores con el pediatra también podrán detectar dificultades.

3. ¿Cómo evalúan que hay que intervenir un frenillo?
Acostumbran a guiarse por tres aspectos: mediante la observación de dificultades para la succión durante la amamantación, la exploración directa del frenillo mediante herramientas elevadoras (como el liper o el fre lingual by parri) o mediante un cuestionario de preguntas.

4. ¿Cómo exploran el frenillo?
Al elevar la lengua en dirección al paladar, el especialista con sus herramientas podrá identificar si el frenillo está lejos de la punta de la lengua y, por lo tanto, dejando la lengua liberada o, todo lo contrario, nace cerca de la punta y limita seriamente sus movimientos. Si es largo o corto de longitud, así como también podrá identificar características del tejido por su color y grosor para orientar a la mejor intervención posible.

5. ¿Cuáles son las preguntas más habituales a realizar para poder detectar una dificultad con el frenillo?
Las preguntas más habituales suelen ser las siguientes seis: ¿Existe dolor durante la lactancia? ¿Habéis tenido que utilizar el biberón por dificultad en la toma de pecho? ¿Muestra bajo peso o le cuesta ganar peso? ¿El llanto es continuo durante la toma, siendo difícil agarrarse? ¿Hace ruidos fuertes y chasquidos con la lengua durante la toma? En el caso de utilizar el chupete, ¿suele ponérselo invertido?

Cómo se trata el frenillo lingual corto en niños 

frenillo lingual corto en bebés y niños

Una vez que el pediatra o el especialista ha determinado que el niño tiene frenillo lingual, a los padres les asaltan dudas sobre cómo tratarlo y, sobre todo, si debe ser intervenido y cuáles son los procesos a seguir. ¡Aquí resolvemos todas tus dudas entorno a estas cuestiones!

6. ¿Es aconsejable realizar una intervención de frenillo?
Cuando médicos, enfermeros o logopedas detectan la dificultad es frecuente y muy aconsejable hacer esta pequeña intervención para asegurar que la lengua esté perfectamente liberada, ya que su movimiento amplio y eficaz es de suma importancia tanto para una buena deglución como para una futura habla (especialmente en sonidos como la erre que requieren de vibración sin tensión).

7. ¿Cuáles son las intervenciones más habituales?
En el caso que se decida que intervenir quirúrgicamente es la mejor opción, las dos operaciones más habituales son la frenotomía o la frenectomía, con láser o con sutura; ello dependerá de los criterios y aparatos propios del médico y del hospital y del tipo de frenillo, que según el Acta Pediátrica de México, se pueden dividir en leve, moderado y suave.

8. ¿Es recomendable hacer rehabilitación en bebes?
Si estamos hablando de un lactante, probablemente con el propio uso y ligeras pautas de masaje evitaremos la cicatrización. Sencillos masajes de presión en vertical y en horizontal 2 veces por semana, 6 veces al día aproximadamente y preferiblemente antes de las tomas.

9. ¿Es recomendable hacer rehabilitación en niños más mayores?
En niños mayores si será recomendable una rehabilitación con logopedas para ayudar a movilizar la lengua en todas sus nuevas posibilidades y asegurar su correcta cicatrización y su adaptación en habla y deglución diaria, ya que probablemente ya tendrá instalados malos hábitos que serán necesarios de reeducar.

10. ¿Cuál es el principal riesgo tras la intervención?
Para que cicatrice adecuadamente la herida del frenillo deberemos estimular la lengua en todas las direcciones, de lo contrario la cicatrización puede volver a unirse de nuevo en el mismo punto, no consiguiendo ninguna mejora. Cuando esto ocurre hablamos de una anquiloglosia o mala cicatrización y es el principal riesgo de esta simple intervención.

Puedes leer más artículos similares a Todas tus dudas sobre el frenillo lingual corto en bebés y niños, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.