El hipo del bebé recién nacido

Por qué se produce el hipo en un 80 por ciento de los bebés recién nacidos y cómo evitarlo o quitarlo

Los bebés hacen algunos sonidos que muchas veces asustan a algunos padres. El hipo es uno de ellos. El 'hip hip' parece que está molestando e incomodando a tu pequeño y frágil bebé. Sin embargo, lo que parece un fastidio en realidad no lo es. El bebé no siente dolor ni molestia alguna cuando tiene hipo. Los hipos son muy comunes en la mayoría de los recién nacidos hasta por lo menos los seis meses de edad.

Las causas del hipo del bebé recién nacido

causas del hipo en los bebés

¿Qué es el hipo? El hipo es el movimiento convulsivo, repentino e involuntario del diafragma que se produce debido a una distensión del estómago que, a su vez, ocasiona contracción del diafragma que es el músculo que separa el tórax del abdomen. Cuando eso ocurre, también se produce el cierre espasmódico de la abertura superior de la laringe (glotis), que es de donde sale el sonido del hipo (hip).

En la mayoría de las veces el hipo es causado por la inmadurez del sistema nervioso que, por la falta de un control adecuado, provoca contracciones, repentinas e irregulares, del diafragma. Los músculos de la respiración (los que separan el tórax del abdomen) se fortalecen e intentan funcionar en armonía.

También se dice que la inmadurez del estómago del bebé, por una ingestión excesiva de líquidos o gases, puede provocar el hipo en el recién nacido. Por eso, en muchos casos el hipo aparece tras un llanto prolongado del bebé, o cuando el bebé mama muy rápido y traga aire.

Según algunos estudios, un 80 por ciento de los bebés recién nacidos llegan a experimentar el hipo. Son inofensivos y no requiere tratamiento ni demasiada atención. De la misma forma repentina que aparece el hipo, se desaparece. Su frecuencia va disminuyendo a partir de los seis meses de edad del bebé.

No se debe quitar el hipo a un bebé como a un adulto

El hipo suele durar muy poco en los bebés. Por lo tanto, no se necesita grandes esfuerzos o técnicas para eliminarlo. Como hemos afirmado antes, se va de la misma forma que vino. Los adultos también tenemos hipo y muchos utilizan algunas ideas para quitárselo de encima. Algunos dicen que con un buen susto, el hipo se va.

Otros quitan el hipo bebiéndose un vaso de agua con la nariz tapada, o reteniendo la respiración por algunos segundos. Hay los que apuestan por repetir muchas veces una acción, otros por la concentración. Y hay todavía los adultos que usan un gran susto para quitar el hipo. Son métodos que funcionan para algunos adultos, y para otros, no. Desde luego no podremos utilizar estos métodos con los bebés.

recién nacido boca abierta

Cómo quitarle el hipo al bebé

No existen fórmulas mágicas para quitar el hipo a un bebé. No obstante, te contamos algunas ideas para quitarle el hipo a tu bebé y te contamos cómo prevenirlo. Aquí os damos 4 de ellas:

1 - Un bebé tiene más riesgo de tener hipo si se traga aire mientras está siendo amamantado. En este caso, la mamá debe parar de dar el pecho al bebé. Pasado algunos minutos, debe reiniciar su trabajo para amamantar, pero teniendo el cuidado para evitar la entrada de aire. Lo mismo debe hacer la mamá por si nota que el bebé mama rápidamente. Pare de amamantar, deje que el bebé descanse un poco, y vuelva a recolocarlo. Después de dar el pecho a tu bebé, no te olvides de dejarlo en posición vertical para facilitar la eliminación de aire.

2 - Si el bebé tiene hipo, intenta cambiarlo de posición. Si está acostado, levántale, si está levantado, es decir en vertical, puedes semiacostarlo.

3 - Ofrecer el chupete al bebé que tiene hipo también puede funcionar. El chupete puede ser tan efectivo como darle el pecho al bebé. Los movimientos de succión y deglución pueden hacer con que el hipo se vaya.

4 - Los cambios de temperatura también pueden provocar el hipo. Para que eso no ocurra, busca cambiar a tu bebé siempre en un ambiente sin corrientes de aire, y muy bien abrigado. Antes que nos olvidemos, los padres deberán buscar orientación medica solamente en los casos de que el hipo del bebé no se vaya, y acabe por provocar llantos por parte del bebé.

5 - Si provocas un estornudo al bebé también se le quitará el hipo. PAra hacerlo, intenta pasar un pañuelo limpio por la nariz de tu bebé para que él estornude. Si eso ocurre, puede que pare el hipo.

Cuando llevar el bebé a la consulta del pediatra por el hipo

Como hemos dicho anteriormente, el hipo es frecuente en los bebés recién nacidos hasta por lo menos los 6 meses de edad. Si a partir de esta edad, el hipo sigue sin cesar, es recomendable que se lleve el bebé a una consulta con su pediatra más que nada para descartar que el hipo esté siendo causado por una alteración en su aparato respiratorio o digestivo, o que presente algún otro problema fisiológico.

Puedes leer más artículos similares a El hipo del bebé recién nacido, en la categoría de Recién nacido en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: