El sueño que perdemos los padres el primer año del bebé

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

¿Sabes que los bebés recién nacidos duermen entre 16 y 20 horas? Eso puede llevar a pensar a aquellos que no han sido padres que se dispone de mucho tiempo libre para poder hacer otras tareas, y sobre todo, para poder dormir adecuadamente. ¡Nada más lejos de la realidad!

Todas esas horas de sueño no las realiza el bebé de forma continua obviamente, y en ocasiones, se trata de siestas tan cortas que no sólo no podemos realizar nuestras labores habituales sino que dormir bien se convierte en una misión imposible. Tanto es así que durante el primer año de vida del bebé se calcula que los padres pierden hasta 700 horas de sueño.

Las horas de sueño perdidas cuando tienes un bebé

Cómo dormir bien cuando se tiene un bebé

El Instituto Europeo de Calidad del Sueño (ESCI) ha elaborado un estudio que indica que los primeros doce meses de la vida de un bebé suponen una pérdida de sueño de más de 700 horas para los padres, o dicho de otra forma, casi dos horas menos de sueño cada noche.

Yo a día de hoy, con un bebé de cinco meses, tengo una deuda de sueño de más de 300 horas, que se dice pronto. Normalmente todos te aconsejan utilizar el tiempo que emplea el bebé durmiendo de día para echar una cabezada, sin embargo, a mi me cuesta horrores dormirme a las 10 de la mañana si el bebé se despertó a las 6, o echar una siesta por la tarde, cuando mis otros hijos me necesitan para hacer los deberes o jugar con ellos. No hay escapatoria pues, el primer año de vida del bebé nos acompañarán las ojeras, el termo de café para mantenernos frescos y una buena dosis de paciencia porque, el no dormir puede convertirse en una auténtica tortura.

El sueño del bebé está dividido en cuatro etapas y siempre obedecen a un mismo orden: sueño REM (más liviano y corto) y el sueño NO REM (más profundo y largo). Todos los bebés pasan por ciclos de sueño superficial y profundo durante una misma noche. Según el bebé va creciendo, lo normal es que los sueños REM vayan disminuyendo y que los NO REM vayan aumentando.

¿Cuándo dormirá mi bebé toda la noche?, ¿cómo consigo que duerma más horas?... Son preguntas que nos hacemos muchos padres agotados por tanta noche en vela. No hay remedios infalibles ya que hasta los dos o tres años, es normal que los bebés tengan despertares nocturnos, sin embargo, hay pequeños rituales que pueden ayudarnos a que vayan adoptando buenos hábitos de sueño. Para ello hemos de crear un clima tranquilo y sosegado por la noche o adoptar siempre una misma rutina para que el bebé sepa que después del baño y la cena, llega la hora de dormir.