8 tips para mejorar el sueño de los padres con hijos que duermen mal

Vamos a asegurarnos de que, aunque los padres duerman pocas horas, se sientan descansados

Adriana Méndez
Adriana Méndez Escritora y redactora
Revisado por Núria Roure, Psicóloga exp. en sueño, el

Uno de los mayores retos que enfrentan los padres durante los primeros años de vida de sus hijos es la falta de descanso. Los niños van regulando su sueño según van creciendo, pero requieren del acompañamiento de sus padres hasta que consiguen dormir toda la noche del tirón. Al final, los adultos también acaban durmiendo poco y mal. Por eso, a continuación te ofrecemos algunos tips para mejorar el sueño de todos aquellos padres que tienen hijos que no duermen bien.

Consecuencias de la falta de sueño de los padres

la falta de sueño de los padres

A nadie sorprende que la falta de sueño nocturno, sobre todo cuando se mantiene durante mucho tiempo, tiene consecuencias en adultos y niños. No dormir las horas suficientes (o que este descanso no sea de calidad) se traduce en cansancio físico y psicológico, falta de energía, irritabilidad, falta de concentración...

El agotamiento, tanto mental como físico en los adultos, puede pasar una factura grave para su día a día, ya que no logran desempeñarse con efectividad en distintas tareas que van desde las cosas en el hogar hasta obligaciones laborales.

Algo que aclarar en primera instancia es que no es lo mismo descansar pocas horas continuas que pocas horas fraccionadas. Siempre es recomendable que el descanso sea seguido, aunque lo hagas por un corto momento.

Por eso, en este artículo te mostraremos algunos consejos para ayudar a padres a descansar bien, aunque duerman pocas horas porque se desvelan en medio de la noche cuando sus hijos se despiertan. Puedes tener en cuenta las siguientes pautas a la hora de buscar una forma de equilibrar esta faceta paternal con tu rutina diaria sin que se te vaya la vida (y el descanso) en ello.

¿Cómo mejorar el sueño de los padres que duermen mal?

Cómo mejorar el sueño de los padres cada noche

Si eres un padre o una madre con un hijo o hija que no duerme bien por las noches, ten en cuenta los siguientes consejos.

1. Crear una rutina de sueño

Ya que nuestro cerebro se adapta mejor a los cambios mediante una rutina diaria, en este caso, puedes establecer un horario fijo para dormir todos los días. En este sentido, acostar pronto a tus hijos para tú tener tiempo para irte a la cama siempre a la misma hora, será de gran ayuda.

2. Evita dejar el móvil en el dormitorio

Cuando tienes un plan de acción para tu rutina diaria de sueño es más sencillo encontrar un espacio para descansar y recargar tu cuerpo. Pasa que, cuando los bebés logran dormirse, los padres toman ese tiempo para conectarse de nuevo con el mundo virtual, bien sea revisando la computadora o el móvil. Pero esto es un completo error, ya que estamos forzando a nuestro cerebro a seguir en alerta cuando nos está pidiendo un descanso.

Así que, mantén fuera de tu cama todo aparato electrónico (en especial el móvil) que te distraiga del sueño y aprovecha la oportunidad que te está brindando tu bebé para acompañarlo también en la hora de dormir.

3. Aprender a priorizar tu descanso

Esto de utilizar el momento en el que el bebé se duerme en las noches para seguir haciendo cosas, es un reflejo de nuestra falta de organización. Es imprescindible recordar que no podemos hacer de todo en un solo día, aunque ese sea nuestro deseo, sino que debemos hacer las más importantes.

¿Qué ocurre cuando no podemos terminar todo lo que tenemos pendiente en el día? Pues que terminas llevándote esas preocupaciones a la cama, impidiendo que tengas ese descanso que tanto buscas.

4. Hacer una lista de tareas pendientes

Esta es una excelente manera de organizarnos para el día siguiente y para conseguir despejar las preocupaciones de nuestra mente. Lo más importante que debes colocar en esta lista son aquellas cosas que requieren de prioridad. Apuntar tus tareas pendientes te ayudará a mejorar el sueño, porque tu mente estará más despejada.

Cuando los niños se desvelan, los padres no descansan

Qué hacer si los niños duermen mal

5. Libera los pensamientos negativos que te impiden descansar

Tener una pequeña libreta tipo diario al lado de tu mesa de noche donde puedas anotar todos los pensamientos intrusivos y repetitivos que te atacan justo cuando te desconectas del mundo y estás a punto de dormir. Es ideal para dejarlas fuera de nuestra mente hasta el siguiente día. Esta es una de las claves más importantes y que más ayudan a mejorar el sueño de los padres y de los adultos en general.

6. Haz de tu habitación un lugar de paz para dormir

Organizar nuestra habitación nos ayuda a sentir un ambiente más tranquilo y pacífico, el cual nos invita a relajarnos y dejar todo el estrés fuera. Esto se logra manteniendo una habitación ordenada, limpia y fresca.

Los aparatos electrónicos como televisores, móviles o computadoras no pueden estar dentro de la habitación. Pues es la manera más fácil en que podemos desconectarnos del mundo y lograr reposar. Si quieres revisar tu correo electrónico, redes sociales o ver un rato televisión, hazlo en tu sala y fuera del horario para dormir.

7. Intenta tener las luces apagadas para no desvelarte

Este consejo va para el momento en que los padres atienden al niño cuando se despierta por la noche o a su bebé para alimentarlo o cambiar su pañal en la madrugada. Cuando tienes que levantarse en medio de la noche, intenta no encender tantas luces o intentar tener luces que sean cálidas, en tonos anaranjados, para que se evite la activación cerebral.

Una vez que te vuelvas a la cama y sientas que no puedes dormir porque sientes un poco de ansiedad, lo mejor es salir de la habitación, para que encuentres de nuevo esa relajación.

8. Evita mirar el reloj

A muchos nos pasa que cuando no podemos dormir, tendemos a buscar el reloj para saber qué hora es, lo cual en lugar de ayudarnos a conciliar el sueño nos causa más estrés por no poder dormir.

Todos estos consejos ayudarán a mejorar el sueño de los padres; es posible que duerman poco porque sus hijos duermen mal, pero es importante que descansen bien. El sueño es reparador tanto para el cuerpo como por la mente, porque lo que es esencial para encarar el nuevo día con energías.

Puedes leer más artículos similares a 8 tips para mejorar el sueño de los padres con hijos que duermen mal, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: