Niños celíacos - Guía para padres sobre las dietas sin gluten

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene la enfermedad celiaca?

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés

La alimentación es uno de los aspectos que más nos preocupan a la hora de criar a nuestros hijos, y es que somos muy conscientes de la importancia que tiene en su desarrollo y crecimiento. En este sentido, hemos diseñado una guía para padres en la que abordamos todo lo relacionado con la enfermedad celíaca y sus consecuencias. Te contamos cómo ofrecer una dieta sin gluten a los niños celíacos una vez que han sido diagnosticados.

Para conocer más sobre la celiaquía, hemos hablado con la nutricionista Lucía Bultó y la pediatra Chus Pascual.

¿Qué es la celiaquía en los niños y cuáles son sus riesgos?

Guía sobre los niños celíacos y su dieta

La celiaquía (que también se suele designar como intolerancia al gluten, si bien en los últimos años algunos expertos han señalado que no es un término completamente correcto) es una enfermedad crónica que afecta al intestino. Debido a ella, este deja de cumplir sus funciones a la hora de absorber los nutrientes que ingerimos y provoca un déficit de estos en el cuerpo.

Las consecuencias de la celiaquía pueden ser varias, pero en los niños, la más importante es el parón en su crecimiento. Conocer los síntomas de esta enfermedad es clave para que los especialistas puedan diagnosticarla y tratarla adecuadamente en tus hijos.

¿Cuáles son los síntomas de los niños celíacos?

Síntomas de celiaquía en niños al comer gluten

La celiaquía tiene un alto componente genético, pero es esencial que el niño entre en contacto con el gluten para que se desarrollen los síntomas característicos de esta enfermedad. La celiaquía puede aparecer a cualquier edad y no solo en la edad infantil, por ello es necesario estar conocer sus síntomas más comunes.

Las señales de celiaquía más importantes en los niños son:

- Diarreas constantes
- Distensión abdominal
- Dificultad para ganar peso
- Pérdida de apetito
- Irritabilidad

Sin embargo, también hay otros síntomas menores que los niños pueden presentar, como pueden ser el dolor abdominal o el estreñimiento. Todos los síntomas deben ser estudiados por un especialista y analizados en conjunto para poder diagnosticar correctamente la celiaquía.

¿Cómo se diagnostica la celiaquía en niños?

Diagnóstico de enfermedad celíaca infantil

Cuando un niño llega a consulta pediátrica con alguno de los síntomas de la celiaquía, la primera prueba que se le hace es una analítica de sangre. Con ella, los pediatras pueden ver la cantidad de anticuerpos que se han desarrollado y, según resultados, decidirán si es necesario realizar más pruebas.

Si la serología de la sangre ha dado resultados positivos de anticuerpos al gluten, los pediatras también pueden pedir una biopsia intestinal. Con esta prueba, se determina si el niño tiene una atrofia intestinal, es decir, una disfunción intestinal cuyo resultado es la mala absorción de los nutrientes.

Por último, también se puede hacer un estudio genético para apoyar el diagnóstico de celiaquía en un niño.

¿Cómo es el tratamiento de la celiaquía en niños?

La enfermedad celíaca no solo afecta a la absorción de los nutrientes en el intestino, sino que también afecta a otros órganos y aparatos. Las consecuencias de no tratarla incluyen la posibilidad de generar otras enfermedades autoinmunes como trastornos de la tiroides, diabetes o hepatitis, entre otras.

La celiaquía es una enfermedad crónica que tendremos toda la vida y no hay vacunas ni tratamientos farmacológicos para ella. El único tratamiento eficaz que existe es la dieta exenta de gluten. Si no se consume gluten, no hay factor agresor y, por ende, la enfermedad queda controlada. Los intestinos vuelven a absorber los nutrientes necesarios y el niño continuará con su desarrollo.

Las dietas sin gluten para los niños celíacos

Las dietas sin gluten para niños celíacos

Cuando hablamos de los alimentos prohibidos para los niños celíacos, estamos hablando básicamente de los cereales con gluten: el trigo, la cebada, la avena y el centeno. Todos ellos son cereales que se emplean en la fabricación de otros alimentos como pueden ser el pan o la pasta, alimentos que también se deben evitar.

Sin embargo, debemos tener cuidado con otros alimentos que pueden estar contaminados por el gluten. Para ello, es esencial que nos fijemos en la etiqueta de los productos y nos aseguremos de que estos no contienen trazas de gluten o de los cereales mencionados.

Aun así, podemos decir que la alimentación del niño celíaco puede ser de lo más variada y es que las frutas, las verduras, las carnes y los pescados no contienen gluten. Además, podemos darle otros cereales como el maíz o el arroz.

Modificar la forma de cocinar es uno de los primeros consejos de los pediatras. Podemos usar harina de arroz, por ejemplo, y comprar todos aquellos productos que vienen marcados con la etiqueta 'sin gluten' o que no contengan trazas de los cereales ricos en gluten.

También es aconsejable estar en contacto con la Asociación de Enfermos Celíacos, pues desde ella se editan guías anuales en las que se especifican qué productos y de qué marcas están exentos de gluten. Con estos listados, los padres conoceremos cuáles son los alimentos más seguros para nuestros hijos y los que debemos emplear en su dieta.

La celiaquía es una enfermedad crónica que nuestro hijo siempre va a tener, pero con una dieta adecuada, no tiene por qué afectar a su crecimiento. Es importante buscar los alimentos libres de gluten y asegurarle una alimentación equilibrada y variada.

Puedes leer más artículos similares a Niños celíacos - Guía para padres sobre las dietas sin gluten, en la categoría de Alergias e intolerancias en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: