Los movimientos de la lengua del bebé durante la lactancia

Curiosidades sobre el sucking y suckling

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Pese a que la evolución de la alimentación infantil más visible es cuando nuestros bebés pasan de la lactancia a la primera cuchara, es también necesario conocer que, de la misma manera, acontece un importante cambio durante la primera etapa de la lactancia. Este es posible gracias a una evolución de los movimientos de la lengua del bebé durante la lactancia. 

Sabemos que la lactancia, tal y como recomienda la OMS está especialmente indicada durante los seis primeros meses, y también sabemos que la lengua hace importantes movimientos contra el pezón para procurarse leche. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuáles son estos movimientos para extraer la leche? ¿Estos movimientos son siempre los mismos? ¿Van evolucionando?

Los diferentes movimientos de la lengua del bebé durante la lactancia

Estos son los movimientos de la lengua del bebé durante la lactancia materna

La succión y la deglución, es decir, la acción de extracción de líquido y el trago posterior, son acciones complejas que ya acontecen y están ampliamente entrenadas antes de nacer. De hecho, es en el vientre de la madre, desde la segunda semana de gestación, cuando el bebé empieza a tener estas capacidades. Alrededor de semana 16, el bebé deglute líquido amniótico. Unas 4 semana más tarde, es habitual que aparezca el reflejo de succionar. Sin embargo, es necesario esperar hasta la semana 32 para que los movimientos se coordinen. 

También es importante valorar que la lengua del bebé tiene gran amplitud de movimientos. Algunos de ellos son, por ejemplo, la protrusión hacia adelante, retracción hacia detrás, lateralización a los lados, depresión hacia abajo, elevación hacia arriba, o chasquidos, entre muchos de ellos. De todos ellos, principalmente dos movimientos son los más importantes en la lactancia.

En el nacimiento y durante los primeros 4 meses de vida acontece un primer movimiento lingual considerablemente más simple e inmaduro, posteriormente evoluciona hacia un segundo movimiento más complejo. Estos dos movimientos son conocidos bajo los términos en inglés “suckling” y “sucking”.

- Suckling. Durante los primeros cuatro meses de vida, el movimiento de la lengua es principalmente un movimiento horizontal, de delante hacia atrás. Es fácil observar que la lengua sale hacia afuera y se esconde hacia adentro durante la lactancia, a menudo lo describimos como pequeñas lamidas.

- Sucking. A partir de los cuatro meses de vida, el movimiento de la lengua es principalmente un movimiento vertical, de abajo hacia arriba. Es fácil observar cómo la lengua hace presión contra el paladar y la mandíbula empieza a participar junto con la lengua.

La succión correcta del bebé es la que le permite alimentarse sin causar un dolor a la madre. Cuando el niño no es capaz de realizar los movimientos adecuadamente, puede producir molestias en la madre como, por ejemplo, las grietas en los pezones. Para asegurarte de que el bebé se ha agarrado correctamente al pecho, debes comprobar que tiene la boca bien abierta y que hay más areola al descubierto por la parte superior que por la inferior.