Bebés que muerden al mamar del pecho de la madre. ¿Por qué lo hacen?

Las mordidas al pecho de la mujer se producen a los 8 o 9 meses de vida del bebé

Meybol Lorena Ramírez

¿Estás amamantando y tu bebé últimamente cada vez que ofreces el pecho acaba mordiéndolo y comiendo poco? ¿No tienes ni idea de por qué lo hace? ¿Quieres saber cómo evitarlo? A continuación te contamos por qué algunos bebés muerden al mamar y qué puedes hacer para solucionarlo.

Qué son las mordidas al pecho de la madre del bebé lactante

bebé que muerdan al mamar. Por qué lo hacen

La lactancia materna es todo un reto para las madres. Durante todo el tiempo que dura el amamantamiento (recuerda que la OMS recomienda la lactancia materna en exclusiva hasta los 6 meses y, si se puede, extenderla hasta los dos años), los bebés pasan etapas que podrías considerarlas 'anormales', aunque muchas de ellas están dentro de lo esperado para la edad.

Hablamos de la congestión de los pechos por una subida del leche (mastitis), del momento de la dolorosas grietas, o los temibles brotes de crecimiento, ¿te suenan, verdad? Y cuando creías que ya estaba la lactancia establecida y los problemas habían desaparecido para siempre llegan... ¡las mordidas del pecho!

Son episodios muy dolorosos, que llegan a provocar lágrimas en la madre y, en algunos casos, hasta sangrado. Muchas mujeres pueden llegar a pensar que algo están haciendo mal o que el bebé está rebelde, pero nada de eso: se trata de una etapa que suele ocurrir generalmente entre los 8 a 9 meses de edad, independientemente si el niño tiene o no dientes y se asocia a varias causas:

- Algunas veces lo hacen porque están brotando sus dientecitos y la única manera de calmar esos malestares de dentición es morder todo lo que esté a su paso, y tus pechos no escapan a ello ya que constantemente está siendo amamantado.

- Otras veces lo hacen de manera inconsciente. Al dormirse, los músculos de la boca se relajan y la cierran de manera involuntaria.

- Y, por último, puede deberse a que quiere llamar la atención y al morder vea la reacción que tomas con un ataque de risa y lo hace como un juego. Le resulta algo muy divertido y entretenido, aunque ya sabemos que para ti no lo es.

Y, algo muy curioso, que explican en el informe 'Amamantar a tu bebé', realizado por Toronto Public Health,  'es posible que solo te muerda al final de la toma. Si es así, estate atenta a los cambios de succión hacia el final, ya que tragará menos. Y, para terminar la toma, acércalo más. Esto hará que abra la boca y podrás sacarlo del pecho fácilmente'.

Qué hacer y qué no hacer con los bebés que muerden al mamar

qué hacer con los bebés que muerden al mamar

Ahora bien, si te ha mordido y no sabes qué hacer para que no vuelva a suceder, ¡te recomendamos lo siguiente!:

1. Habla con él o ella y explícale que a mamá le duele. A pesar de su corta edad, ellos entienden más lo que nos creemos muchos adultos.

2. Si te muerde, hazle saber que no lo debe hacer de nuevo y que si lo hace, le quitarás el pecho. En caso que vuelva hacerlo, simplemente guarda tu pecho en ese momento y al pedírtelo de nuevo explícale que debe 'cuidar' el pecho de mamá porque sino 'se enferma mamá y la tetita también y después no habrá más'.

3. Dile un NO, con autoridad y seriedad, pero a la vez de manera 'sutil'.

4. En el caso que se quede dormido, retíralo del pecho, colocando tu dedo índice entre la comisura labial y el pecho. No jales el pecho, porque hará más presión con sus dientes o encía y te lastimará.

Por otro lado, debes tomar en cuenta qué no debes hacer. Evita reírte o hacer un gesto que le parezca juego, porque lo repetirá y tampoco grites. Aunque difícil parezca no hacerlo, muchas mamás que gritan cuando el bebé les muerde el pecho han terminado asustando al bebé, lo que hace que no quiera volver a mamar, comprometiendo así la lactancia.

Debes saber que las mordidas las debes manejar con mucha cautela, puesto que cualquier reacción inesperada (rabio o gritos) puede tomarle de sorpresa, causándole probablemente rechazo a ti o al pecho y desarrollando temor por el evento sucedido. Si esto ocurre durante el primer año de vida, la lactancia se pudiera poner en riesgo.

Es importante que tomes en cuenta que la leche materna es el alimento principal en el primer año de vida del lactante. No solo es un alimento sino un gesto de amor a través del cual se conecta con tu vida y con los sentimientos del pequeño, brindando seguridad, paz, amor y cariño que no encontrará en otro lugar.

Puedes leer más artículos similares a Bebés que muerden al mamar del pecho de la madre. ¿Por qué lo hacen?, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.