Mi hijo tiene hambre constante | Niños que quieren comer a todas horas

Las causas por las que un niño tiene hambre todo el rato y qué pueden hacer los padres para regular su alimentación

Marcela Antonacci
Revisado por Paola Cóser, Nutricionista, el

Algunos papás y mamás se preocupan porque sus hijos no quieren comer y otros, sin embargo, porque sus hijos tienen hambre constante. Vaya paradoja, ¿verdad? En este artículo queremos centrarnos en estos últimos, en los niños que quieren comer a todas horas. De mano de la nutricionista Paola Cóser, vamos a descubrir las causas de esta conducta y las posibles soluciones. ¡Presta mucha atención!

Las posibles razones por las que tu hijo tiene hambre todo el rato

Razones por las que tu hijo tiene hambre todo el rato

En cuestiones de niños, ninguno es igual a otro, ¡eso lo sabemos todos! Cada uno es un ser único e individual con su personalidad, sus cualidades y sus defectos. Sin embargo, en cuestiones de alimentación, podemos dividirlos en dos grandes grupos: aquellos que se niegan a probar comidas nuevas porque 'predicen' que no les gustarán y el otro grupo, constituido por niños que comen de todo y prueban cualquier platillo antes de decidir si les va a gustar o no. Dentro de este subgrupo, encontramos aquellos que saben medirse y comen solo la cantidad de comida que su cuerpo requiere y los que no saben cuándo parar y están todo el día con hambre constante.

Si tu pequeño es de estos últimos, de los que quieren comer todo el rato (e incluso comen con un poquito de ansiedad), con ayuda de la nutricionista Paola Cóser te vamos a contar qué debes hacer para poder evitar que coma a todas horas.

'Lo primero que habría que hacer es saber si en casa hay una organización adecuada de las comidas', dice Paola Cóser. Cabe destacar también que debemos saber que el hambre del niño no todos los días es igual y presenta un comportamiento errático. Esto quiere decir que un día puede comer más y al día siguiente, por el contrario, puede sentir menos hambre y consumir mucho menos alimento. Es decir, es importante respetar el hambre del niño y no obligarlo a comer si no quiere. Sin embargo, si tu hijo está todo el día comiendo y lo hace a todas horas, habrá que ver qué tipo de alimentos ingiere. Quizá esté comiendo cosas sanas y no comida chatarra.

'Hay niños que necesitan comer más veces al día y otros no tanto', afirma la nutricionista. Del mismo modo, también asegura que no es obligatorio que el niño haga solo cuatro comidas al día o tres. Lo ideal es que el ritmo de alimentación pueda adaptarse a la sensación de saciedad que su cuerpo necesita.

Atención, es muy importante que así como no lo obligas a comer cuando no tiene hambre, tampoco lo obligues a dejar de hacerlo cuando se está alimentando.

Qué hacer cuando el niño no para de comer

Qué hacer si el niño quiere comer a todas horas

Lo principal que hay que tener en mente es que se deben establecer horarios. La organización tanto del momento de los juegos como del estudio y también de las comidas es imprescindible para establecer una rutina que será mucho más saludable para el niño.

Muchas veces, los niños comen porque están aburridos o no tienen nada que hacer e inclusive, porque pasan mucho tiempo solos en la casa. Por esta misma razón, será importante que el niño tenga una mayor organización en cuanto a los horarios en los que debe hacer cada cosa, pues así su mente se mantendrá ocupada y no pensará todo el tiempo en la comida.

Otra cosa importante que debes hacer para saber por qué tu hijo come a todas horas es detectar qué es lo que le está pasando. Puede ser que se aburra, esté solo mucho tiempo o tenga ansiedad. Cualquiera de estas cosas puede llevarlo a buscar el medio para intentar cambiar eso por su cuenta y la única manera que encuentra para hacerlo es por medio de la comida, la cual tiene siempre cerca suyo.

Es importante que prestes atención si las comidas repetitivas se producen un día en específico o esta es una conducta que es diaria.

3 ideas clave para regular la alimentación de los niños

Cómo regular la alimentación de los niños

De acuerdo a la nutricionista, existen tres pautas a tener en cuenta:

1. Observar si el niño come por aburrimiento o por algún tipo de emoción no resuelta (recuerda que la comida es un importante canalizador de emociones y a través del comportamiento con ella podemos detectar problemas psicológicos).

2. Prestar atención para comprobar si este hábito persiste aún al ordenar las comidas y los horarios.

3. Asegurarse de que los alimentos de los que dispone el niño son saludables.

Lo ideal, para saber si tu hijo está saludable, es hacer una interconsulta con un psicólogo infantil, con su pediatra y con un nutriólogo pediátrico, ellos lo evaluarán y te darán un diagnóstico adecuado.

¿Tu hijo quiere comer a todas horas? ¿Te ha servido de ayuda este artículo? ¡Déjanos tus comentarios! ¡Siempre te leemos y estamos dispuestos a ayudarte!

Puedes leer más artículos similares a Mi hijo tiene hambre constante | Niños que quieren comer a todas horas, en la categoría de Nutrición infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: